P-20160417-00119_HiRes-JPEG-24bit-RGB
¿Qué pasaría si el problema del motor de Lewis Hamilton no le obligara a empezar desde la parte de atrás?
¿Qué pasa si el neumático trasero izquierdo de Daniel Ricciardo no se desintegraba mientras lidereaba la carrera?
¿Y si los dos pilotos de Ferrari no chocaban en la primera curva?
Como suele ser el caso en el deporte automovilístico, la primera curva define todo lo que siguió, y el caos producido en la curva 1 en Shanghai creó un espectáculo de altibajos y emociones. Bueno, para todo el mundo en la parrilla, excepto Nico Rosberg. El líder del campeonato, que confortablemente recogió su tercera victoria de 2016 para estampar aún más su huella en las primeras etapas de esta batalla por el título.
Tuvo una enorme ventaja estratégica al no utilizar el neumático más blando disponible en la Q2 del sábado, lo que le permitió empezar la carrera con un neumático que podría durar de tres a cuatro veces el número de vueltas que la súper suave podía. Esto abrió la posibilidad de Rosberg para conseguir lo que se esperaba en general, hacer una carrera de tres paradas en sólo dos, pero llevaba el riesgo de dejarlo vulnerable al ataque en el reinicio. Rosberg se ha adaptado bien a la nueva normativa del radio, diseñado para hacer los arranques más difíciles.
Ricciardo sobrepasaba al lider del campeonato por ocho décimas de segundo en las dos primeras vueltas, antes de que la Pirelli trasera izquierda en RB12 del australiano se rasgara al final de la tercera vuelta.
No olvidemos el choque de Sabastian Vettel con su compañero de equipo, esto propiciado por lo que el piloto alemán llamó: “Un torpedo ruso”. Daniil Kvyat se apareció en un hueco que complicó a Vettel hacer otra cosa que no fuera chocar al piloto finés. “Fue muy complicado el manejo del coche, no sé si algo se dañó,” dijo Raikkonen. “Después de lo que pasó, supongo que no podíamos hacer mucho más. Fue una carrera manchada en muchos aspectos, pero eso es lo que pasa a veces.”
Al mismo tiempo Hamilton tuvo uno de los días más complicados que se le recuerden en mucho tiempo, penalización de 5 lugares, termina hasta el fondo de la parrilla al arranque, pasó por pitts en un total de 5 veces, Massa lo mantuvo cautivo durante un gran número de vueltas. Lewis tendrá que esperar a que sea el 12avo piloto en la historia de la F1 que no ganara alguna de las tres primeras carreras y termine ganando el título.
Jack Brabham no pudo anotar ningún punto en absoluto a través de los tres primeros grandes premios de 1960, pero aún así ganó el título, pero tales remontadas son extremadamente raros. Rosberg está en rachado, pero Hamilton tendrá la comodidad del largo camino que queda por delante.