FOTO: DTM

Nick Cassidy ganó la primera competencia conjunta entre el SÚPER GT y el DTM en el circuito de Fuji, 

El británico, al volante del Lexus LC500, dominó el evento de este sábado, al arrancar en la PP y mantenerse en el liderato durante todo el recorrido, a excepción del momento en el que ingresó a los fosos para su detención obligatoria.

Aunque llegó a estar más de 5s. adelante de Koudai Tsukakoshi, (Honda) la aparición del Auto de Seguridad, originada cuando Daiki Sasaki se quedó detenido en la recta principal a nueve minutos del final, erradicó dicha diferencia.

Sin embargo, desde el reinicio y para los tres últimos giros, Cassidy mantuvo a raya a Tsukakoshi. venciéndolo por 0.5s. Naoki Yamamoto (Honda) completó el podio, seguido de los Lexus de Kenta Yamashita, campeón del SUPER GT quien remontó desde el 11º sitio, y Sho Tsuboi.

Benoit Treluyer (Audi) fue el mejor representante del DTM al cruzar la meta en sexto, tras extender su servicio en fosos hasta muy tarde, por lo que con neumáticos más nuevos que sus rivales, avanzó desde el 14º puesto.

El campeón de turismos alemanes, Rene Rast, llegó en octava posición, en tanto que Mike Rockenfeller, quien alcanzó a correr en la parte principal del grupo, fue 13º, víctima de un contacto de Treluyer en el rearranque.

Kamui Kobayashi y Marco Wittmann, de BMW, culminó en 13º y 14º, mientras Alex Zanardi abandonó por un problema de motor en su M4. Loic Duval, quien calificó en segundo, chocó mientras se dirigía a la parrilla de salida, por lo que no tomó parte de la carrera.

Habrá una segunda carrera este sábado a las 11:30 PM (Hora México).

El inicio de la “Carrera de Ensueño” (FOTO: DTM/SUPER GT)