El líder del campeonato de Fórmula E, Sebastien Buemi, quedó “frustrado y decepcionado” después de que su arranque perfecto a la temporada 2016-2017 terminara con un tórrido ePrix de la Ciudad de México.

Buemi encabezó la práctica en el Autódromo Hermanos Rodríguez, pero calificó séptimo después de correr en el grupo más lento, que tuvo las peores condiciones de pista.

Fue sexto en la primera mitad de la carrera y parte del grupo líder, pero perdió tiempo en los fosos, tuvo que salir después de intentar rebasar a Felix Rosenqvist por el exterior en la Curva 1 y finalmente terminó en 13°.

“Es frustrante porque perdimos muchos puntos por nada, aunque teníamos el paquete más rápido”, dijo Buemi. “Estoy muy decepcionado de salir de aquí sabiendo que teníamos el auto para ganar y no poder lograrlo”.