El equipo de Williams F1 obtuvo un beneficio de más de 10,4 millones de libras esterlinas durante el primer semestre de 2017, según sus últimos resultados financieros.

A pesar de haber terminado quinto en el campeonato de constructores el año pasado, y posteriormente tener una depreciación, Williams ha sido impulsado por la financiación del padre millonario de Lance Stroll, así como patrocinadores adicionales.

Los resultados financieros intermedios del equipo muestran un beneficio antes de impuestos (EBITDA) de 10.1mdle en la parte del negocio de F1 en los primeros seis meses del año, comparados a los 4.1mdle durante el mismo período en 2016.

El presidente ejecutivo de Williams Group, Mike O’Driscoll, dijo que esto fue “en gran medida impulsado por aportaciones únicas y los ingresos asociados con el trabajo del proyecto dentro de ese período. Las presiones económicas más amplias y la evolución del panorama de la F1 seguirán afectando nuestros resultados a corto plazo”.