Compartir

Juan Pablo Montoya voló en su Porsche LMP1 en su corrida de ensayo en Bahrein, marcando la vuelta más rápida en la prueba oficial de novatos del Campeonato Mundial de Resistencia. El piloto de Penske IndyCar y ex F1 describió al 919 híbrido como “un juguete tremendo”.

El colombiano marcó la mejor vuelta con 1m40.861s en una calificación simulada con 10 minutos restando en la segunda sesión de tres horas. Eso se comparó bien con el 1m39.670s que le dio la PP en la calificación de la final del WEC en Bahrein a Timo Bernhard en el mismo Porsche 919 híbrido.