Compartir
FOTO: Jerry Andre/Sutton Images for Pirelli Motorsport

Poco, o quizá nada, puede agregarse a la actuación increíble de Lewis Hamilton en la calificación del GP de Singapur de Fórmula 1.

Ferrari y Red Bull se habían apropiado del espectáculo, tras repartirse las tres sesiones de entrenamientos del fin de semana. Los hombres de Maranello elaboraron los mejores tiempos en la práctica matutina del sábado, con ventaja de medio segundo sobre los Mercedes.

Había pocos indicios sobre una respuesta de las “flechas plateadas” en uno de los circuitos que, en el papel, les otorgaba menos posibilidades de sobresalir; de hecho, en la primera etapa, tanto Hamilton como Valtteri Bottas optaron por utilizar el neumático ultrablando, finalizando fuera de los primeros 10 sitios.

Pero llegó el “Hammertime”, la palabra con la que el tetracampeón reinante maximizó sus prestaciones y, en su segundo intento durante la denominada Q3, cronometró 1m36.015s. Para ponerlo en contexto, mejoró en más de tres segundos el récord que Vettel impuso hace un año (1m39.491s.) y fue dos segundos más veloz que lo que el mismo alemán ejecutó en el entrenamiento más temprano (1m38.054s.).

Todos quedaron asombrados con la actuación. Ni Toto Wolff ni el mismo Hamilton daban crédito a lo sucedido. Mientras, fue un golpe psicológico muy duro para Vettel, tanto por las seis décimas de déficit en el resultado como por el hecho de que Max Verstappen lo superó por 0.3s., finalizando así en tercero.

Los primeros tres lugares de la calificación (FOTO: Will Taylor-Medhurst/Getty Images for Red Bull Content Pool)

Para el holandés, el fin de semana va progresando ante las limitaciones en su unidad de potencia, siendo su primera fila de salida en 2018. Valtteri Bottas y Kimi Raikkönen completaron los primeros cinco puestos en la sesión, en tanto que Daniel Ricciardo fue sexto y último en quedar a menos de un segundo de la PP. 

Por su parte, Sergio Pérez no solo se posicionó por vez primera en la primera mitad de la parrilla en este evento, sino que finalizó como el mejor de los representantes de escuderías de media tabla, al calificar en séptimo, venciendo por poco más de tres décimas a Romain Grosjean, el piloto más consistente de esta parte del contingente. Esteban Ocon y Nico Hulkenberg los escoltarán en la quinta fila.

La sesión también fue testigo de una buena actuación de Fernando Alonso, considerando el pobre rendimiento de su McLaren MCL33. El español terminó en 11º, suficiente para mantener su invicto en duelos de calificación ante su coequipero Stoffel Vandoorne, quien con toque en el muro incluido apenas fue 18º.

La sexta fila será 100 por ciento española gracias a Carlos Sainz, seguido de los Sauber de Charles Leclerc y Marcus Ericsson, el Toro Rosso de Pierre Gasly y el Haas de Kevin Magnussen, quien no ha encontrado regularidad en el fin de semana. Brendon Hartley, Magnussen, Lance Stroll y Sergey Sirotkin completaron el orden.

El GP de Singapur, 15º fecha del Mundial de F1, iniciará este domingo a las 7 AM (Hora México).