La victoria en Australia fue la cuarta victoria de Sebastian Vettel desde que llegó a Ferrari en 2015 y lo ha hecho líder de la tabla de pilotos con la Scuderia por primera vez.

Vettel insistió en que “no le interesaba” hacer predicciones sobre cómo se terminará el campeonato tras una sola carrera.

“Definitivamente la primera carrera no es el momento de mirar la tabla”, dijo. “Como he dicho antes, realmente tienes llevarlo paso a paso. Es bueno saber que tenemos un gran coche, pero es sólo el comienzo: nuevas regulaciones, nuevas generaciones de coches, por lo que habrá mucho progreso. Por ahora estoy muy feliz y pase lo que pase este año, la carrera de hoy no duele”.