FOTO: Scuderia Ferrari

Un rebase en la primera vuelta fue la clave para que Sebastian Vettel regresara a la senda del triunfo en la Fórmula 1 en el Gran Premio de Bélgica.

Arrancando en la segunda posición, el alemán superó a Lewis Hamilton en el primer paso por la recta de Kemmel, en otra demostración de la competitividad de las prestaciones que Ferrari ha desarrollado en este año; desde ese momento, no tuvo problemas para administrar su ventaja sobre el británico, en especial en la segunda mitad del recorrido, en el que tuvo diferencia de 11 segundos.

Con ello, Vettel superó a Alain Prost para convertirse en el tercer piloto con más victorias en la historia del Gran Circo, además de llegar a cinco triunfos en la campaña. En tanto, Ferrari rompió su sequía de nueve años sin ganar en el circuito de Spa-Francorchamps.

Hamilton, quien intentó alcanzar a su adversario al adelantar su única detención en fosos, se conformó con la segunda plaza, con lo que su ventaja en el liderato del Mundial se redujo a 17 puntos, con ocho eventos por celebrarse. Max Verstappen completó el podio, tras arrancar en la séptima ubicación, en tanto que Valtteri Bottas, quien inició en el fondo de la parrilla por cambios en su motor, llegó en cuarto.

La jornada se caracterizó por un accidente aparatoso que ocurrió en la curva La Source, en la que se probó la efectividad del dispositivo “Halo” en los coches. Nico Hulkenberg no logró frenar y golpeó a Fernando Alonso, cuyo McLaren se impactó con el Sauber de Charles Leclerc al grado de utilizarlo como plataforma para tomar vuelo y pegar en el sistema de seguridad que se implementó este año.

Alonso también alcanzó a romper el alerón trasero del Red Bull de Daniel Ricciardo, quien a su vez provocó una pinchadura en el Ferrari de Kimi Raikkönen. Los cinco afectados se retiraron de la carrera, la cual se neutralizó por cuatro vueltas.

 

Sergio Pérez logró su mejor resultado desde el podio de Azerbaiyán, al cruzar la meta en quinta posición. Tanto el mexicano como su coequipero Esteban Ocon intentaron tomar por sorpresa a Vettel y Hamilton en Kemmel, pero la falta de espacio y la aparición del Auto de Seguridad les impidieron cumplir con su cometido.

Desde ahí, Pérez maximizó el potencial de su monoplaza, a pesar de que Verstappen lo superó en el décimo giro y Bottas hizo lo propio con cuatro vueltas restantes. Ocon, Romain Grosjean, Kevin Magnussen, Pierre Gasly y Marcus Ericsson completaron los primeros 10 lugares.

Detrás de Hamilton y Vettel, la tercera casilla del Mundial aún la ocupa Raikkönen, quien supera por dos unidades a Bottas (146 contra 144). Verstappen regresó al quinto sitio con 120, a la vez que Ricciardo se quedó con 118. Pérez aún conserva el décimo sitio general con 40 puntos, cuatro detrás de Alonso, a nueve de Magnussen y a 12 de Hulkenberg.

En la Copa de Constructores, Mercedes llegó a 375 puntos, 15 más que Ferrari, mientras Red Bull totalizó 238. Por segunda vez en el año, Renault se fue de un Gran Premio con las manos vacías, continuando con 82 unidades, en tanto que Haas llegó a 76. El nuevo Racing Point Force India sumó los primeros 18 puntos de su historial, quitándole el noveno sitio a Williams (cuatro) y ubicándose a uno de Sauber.

El próximo domingo, Monza recibirá a la Fórmula 1 para el Gran Premio de Italia.