Compartir

Jéan-Eric Vergne criticó a Toro Rosso y el programa de jóvenes pilotos de Red Bull del que fue parte hace algunos años.

El francés participó este jueves en la presentación del ePrix de París de la Fórmula E, serie de la que es líder del campeonato, en la cual ironizó en la manera en la que Brendon Hartley se convirtió en titular de la escudería de Fórmula 1.

“Me hace reír que Red Bull haya llamado a Hartley, dado que él fue a quien despidieron para darme el asiento en la World Series by Renault”, dijo.

“Encuentro esto divertido”.

El actual integrante de TECHEETAH, se unió al programa Red Bull Junior Team a finales de 2007, con el que consiguió el título de la F3 Británica de 2010 y el subcampeonato de la World Series de 2011, lo que le valió su llegada al Gran Circo al año siguiente; sin embargo, poco pudo hacer en tres años con Toro Rosso, al no terminar mejor del sexto lugar y sumar puntos en 14 Grandes Premios.

Al final, Vergne fue reemplazado por Max Verstappen, quien hoy ocupa uno de los coches de la operación principal. En tanto, Hartley fue parte del programa de Red Bull por tres años, pero no debutó en la Fórmula 1, por lo que se hizo una carrera en los sports cars, ganando dos campeonatos del WEC y las “24 Horas de Le Mans” del año pasado, logros que volvieron a atraer la atención del Dr. Helmut Marko y Franz Tost para debutarlo en el otoño.

Por ello, afirmó que si Sébastien Buemi, quien también fue parte del programa de desarrollo de Red Bull, hubiera sido el elegido para el asiento que hoy ocupa Hartley, “probablemente sería despedido después de un año, sin opciones en los equipos top, ya que el auto no es lo suficientemente bueno”.

Hartley está en su primera temporada de tiempo completo en la F1.

El suizo forma parte de una serie de pilotos que no terminaron en buenos términos con Toro Rosso/Red Bull, junto con Jaime Alguersuari y, recientemente, Daniil Kvyat.

Vergne también reconoció que su llegada a la Fórmula E ocurrió “en el momento más difícil de su trayectoria”, luego de su salida de la F1, aunque también lo califica como “el punto de cambio” la misma.

“En cualquier situación negativa o difícil, hay positivos para tomar. Tú solo necesitas extraerlos”, dijo.

“Fui afortunado de unirme a la Fórmula E en el momento adecuado y cambiar rápidamente mi mentalidad y mi estado mental. Hoy, creo que es la mejor cosa que me puede pasar”.

Vergne correrá ante su público el 28 de abril; después de seis carreras, tiene dos victorias, tres PP y una diferencia de 30 puntos ante su rival más cercano, el sueco Felix Rosenqvist.