Compartir
FOTO: FIA Formula E

Jean-Éric Vergne llega a Berlín con una de las rachas más positivas e interesantes dentro del deporte motor.

El integrante de TECHEETAH es líder del campeonato de la Fórmula E al tener ventaja de 31 puntos sobre su más cercano perseguidor, Sam Bird, con solo cuatro carreras y hasta 116 unidades en juego; sin embargo, se ha robado varios encabezados en los últimos tres fines de semana.

Tras ganar el ePrix de París, viajó a Bélgica para disputar las “6 Horas de Spa” del WEC, venciendo en la clase LMP2 con G-Drive Racing a lado de Roman Rusinov y Andrea Pizzitola. Con ellos se dirigió a Italia para debutar en la European Le Mans Series, ganando las las “4 de Horas de Monza”, tanto en los P2 como en la clasificación general.

A pesar de esta buena forma, que en parte se debió a la preparación que el conjunto ruso lleva a cabo para las “24 Horas de Le Mans” del mes entrante, el francés no se confía por la abultada diferencia sobre sus rivales en la Fórmula E, por lo que intentará alejarse de todos los escenarios adversos, pero sin dejar de luchar por ganar carreras.

“Cualquier cosa puede pasar, y no quiero que mi equipo crea que ya ganamos el campeonato – el de pilotos y de constructores”, dijo.

“Siempre es mejor estar en posición de perseguir que ser perseguido – así que a pesar de que soy el perseguido, todavía persigo a los otros.

“Cada carrera a la que llego, creo que Sam, Felix (Rosenqvist, tercero en el ranking con desventaja de 60 unidades) o quien sea, tiene la misma cantidad de puntos (que yo, y) quiero salir con más puntos que ellos. Es tan simple como eso”.

Así es como el ex Fórmula 1 afrontará el Aeropuerto de Tempelhof, un circuito que se visita por tercer año y en el que, a pesar de ganar la PP en 2016 (con DS Virgin Racing), no ha podido alcanzar el podio, siendo un quinto lugar, también hace dos años, su mejor producción en cuatro competencias disputadas.

Aún con el riesgo de que una sola mala carrera puede cambiar el contexto de la carrera al título, su objetivo será mantener su presencia en la parte delantera de la parrilla.

“Con pruebas limitadas, todavía tenemos algunas incógnitas rumbo a esta carrera”, afirmó. “Estamos trabajando fuerte para sacar todos los obstáculos para tener un mejor ePrix en Berlín que lo que hicimos el año pasado”.

El ePrix de Berlín se correrá este sábado.