Compartir

Quedan cuatro pilotos en la lucha por la corona: Dixon, Helio, Power y RHR

Rosemary Windsite

Mid Ohio es una pista difícil para los rebases, y en 2012 no hubo excepciones, la procesión fue resuelta en los fosos y la batalla por el campeonato se apretó gracias al triunfo de Scott Dixon, quien planeó una carrera táctica, aunque improvisó de acuerdo a las circunstancias cambiantes.

La calificación fue ganada por Will Power, con Franchitti, Pagenaud, Dixon, Briscoe y Bourdais pasando a la última instancia, y el líder del campeonato, Ryan Hunter-Reay quedó séptimo en la parrilla.

La carrera tenía dos paradas contempladas separadas por 28 giros, por lo que los pilotos se la tomaron tranquila al inicio y Power lideraba un largo tren sin separarse mucho de sus perseguidores.

Otros iban en una estrategia más agresiva de tres paradas, dos largas y una corta, como Castroneves, quien había calificado atrás y cambiado motor con lo que arrancó 23 y esperaba que las amarillas lo ayudaran, pero por segunda ocasión al hilo no hubo banderas precautorias.

Dixon, cuarto al inicio, pronto se dio cuenta que nadie atacaba y cuando estaban empezando a parar sus rivales alrededor de la 25 decidió aumentar el ritmo y con un par de giros muy rápidos paró después que los líderes y pasó a dos para colocarse segundo detrás de Power, del cual se mantuvo a menos de un segundo, presionándolo ocasionalmente, aunque prefería ir detrás ahorrando combustible.


Los que iban a tres paradas eran más rápidos y pronto Kanaan, Hinchliffe y Tagliani estaban entre los 10 primeros. Franchitti se quedó tras pegarle a Hinchliffe en una frenada y tener que parar por una trompa nueva.

Para la vuelta 50 Dixon se puso más cerca de Power y lo presionó hasta que el antípoda decidió parar y Scott lo imitó. Tenían cajones juntos en los fosos y la entrada del líder se complicó por estar justo delante del de su rival, y con los instantes perdidos en la maniobra, Dixon le ganó el arrancón de salida y luego le sacó casi tres segundos en el primero giro con llantas frías para definir la batalla.

En la disputa entre galos por el tercer lugar Pagenaud batió a Bourdais. RHR abandonó al final sin potencia y el campeonato está ahora liderado por Power cuando restan tres fechas.