Compartir
FOTO: TOYOTA GAZOO Racing

No debería ser sorpresa, con base en la teoría, pero Toyota impuso una superioridad muy amplia en el primer día de prácticas en Bélgica.

La fábrica japonesa dominó los dos entrenamientos que se realizaron este jueves en Spa-Francorchamps, sede de la fecha inaugural de la Super Temporada 2018-19 del WEC.

En la primera sesión, Fernando Alonso logró la mejor vuelta, 1:58.392 m., con 35 minutos transcurridos, suficiente para superar por 237 milésimas lo logrado por el otro TS050 Hybrid, pilotado por Mike Conway. Con ello, superaron por casi medio segundo al mejor de los autos “no híbridos” que participan en la clase LMP1, el Rebellion Racing No. 3.

Sin embargo, para la segunda tanda, la fábrica asiática incrementó su diferencia sobre los equipos privados, siendo Conway quien cronometró el mejor registro del día con su prototipo no. 7 : 1:56.172 m., quedando 0.643 s. por delante de Kazuki Nakajima, uno de los coequiperos de Alonso en el No. 8.

DragonSpeed fue el mejor de los usuarios del chassis BR Engineering y, a su vez, de los equipos privados. Luego de que Ben Hanley se ubicara en cuarto sitio por la mañana, Pietro Fittipaldi colocó al auto No. 10 en tercer puesto en la tarde, aunque a lejanos 2.6 segundos del mejor tiempo y a dos segundos del Toyota más cercano.

VER: Resultados Práctica 1; Resultados Práctica 2

Rebellion Racing completó el Top 5 en ambas sesiones, aunque con desventaja de 2.8 y 3.4 segundos de los modelos R13-Gibson durante la salida vespertina.

El equipo que más complicaciones tuvo en este día fue Manor, cuyos Ginetta G60-LT-P1 se limitaron a hacer vueltas de instalación.

Entre los LMP2 fue DragonSpeed, con Roberto González, la organización que encabezó el clasificador en las dos sesiones. Después de establecer 2:03.494 m. en el primer entrenamiento, el venezolano Pastor Maldonado bajó su propio récord a 2:02.991 m., convirtiéndose así en el mejor de los representantes de ORECA.

El auto de González y Maldonado (FOTO: Joao Filipe/FIA WEC)

Tanto el Signatech Alpine No. 36 como el Jackie Chan DC Racing No. 37 fueron los escoltas del equipo en el que milita el regiomontano González, en cada sesión. De destacar la mejora del Larbre Competition No. 50, cuyo Ligier JSP217 pasó de octavo a cuarto entre sesiones, con déficit de casi nueve décimas sobre los líderes.

Los ocho prototipos inscritos quedaron en menos de cuatro segundos de separación en los tiempos combinados.

Ford Chip Ganassi Racing fue el común denominador en la clase GTE Pro, mientras sus deportivos se repartieron el liderato en las dos prácticas.

En la primera, Andy Priaulx lideró un 1-2 con el GT No. 67 al registrar un giro de 2:15.014 m., superando a Olivier Pla por 0.259 s. y al Porsche No. 91 por seis décimas. Para la segunda, sería Stefan Mücke el encargado de llevar al No. 66 a la primera posición, con vuelta de 2:13.733 m., superando al 911 RSR de Richard Lietz y Giammaria Bruni por nueve décimas.

La actividad vio el debut de los dos BMW M8 GTE de Team MTEK, uno de ellos llegando a ser sexto en la primera sesión, aunque al enfocarse en recabar información en la segunda, fueron últimos en la misma. El nuevo Aston Martin Vantage AMR también salió por vez inicial a pista, colocándose a la mitad de los registros al concluir el día.

Los Porsche 911 RSR de Dempsey Proton Racing y Gulf Racing se alternaron la punta entre los GTE Am, con Ben Barker cronometrando 2:16.113 m., en un día en el que dos salidas de pista (Stéphane Sarrazin en un BR de SMP Racing y Matthieu Vaxiviere con un ORECA de TDS Racing) provocaron las únicas interrupciones.

Este viernes, a las 8 AM, se celebrará la calificación de la primera fecha del WEC 2018.