Compartir
Stephane Peterhansel (FOTO: Red Bull Content Pool)

Luego de completar el “shakedown”, ha comenzado desde este viernes la 41ª edición del Dakar con las verificaciones administrativas y técnicas en la base aérea de Las Palmas, al sureste de Lima, Perú.

La primera jornada del desfile de las máquinas inscritos la han protagonizado los pilotos y equipos amateurs sudamericanos, así como las estrellas que afrontarán los 5 mil kilómetros de recorrido, en la 11º vez que se realiza este evento en tierras sudamericanas.

Entre estos últimos se encuentran Carlos Sainz, ganador defensor que ahora manejará para MINI John Cooper Works Buggy, junto con Stéphane Peterhansel, Cyril Despres y Nani Roma. El veterano español expresa que, pese a estar en el equipo más experimentado entre los protagonistas, el hecho de que el vehículo de X-Raid esté en su segundo año de vida podría exponer debilidades importantes durante la justa.

“Desde la primera prueba en Marruecos en junio hasta ahora, la evolución del auto ha sido enorme. Pero tenemos que mantener en mente que es un auto que es muy nuevo en raids, ya que hizo su debut en el Dakar del año pasado”, comentó.

“Eso significa que no tiene años de desarrollo como el Toyota (Hilux) o el Mini con tracción de cuatro ruedas. Esa, te guste o no, es una de las cosas que me preocupa – la fiabilidad. No por falta de trabajo, pero por falta de experiencia en el auto mismo en competencia”.

Sainz va por su tercera victoria (FOTO: Florent Gooden/DPPI)

Giniel de Villiers, Nasser Al-Attiyah y Bernhard ten Brinke serán los representantes de Toyota GAZOO Racing y su modelo Hilux, y Robby Gordon vuelve con un Textron, en tanto que Sébastien Loeb busca su primera victoria absoluta en su cuarto intento, esta vez como propietario de un Peugeot 3008DKR que se construyó hace un par de años.

Aunque indica que hay algunas ventajas técnicas que los vehículos de sus rivales, el francés anticipa que no hay un panorama claro en el desarrollo del rally.

“En una ruta como ésta, con etapas de 350 km compuestas de arena al 100 por ciento, será muy aleatorio”, aseguró.

En motocicletas, Matthias Walkner, Toby Price y Sam Sunderland representan a KTM en la justa, en su intento por extender su racha de victorias consecutivas a 18; sin embargo, Kevin Benavides con Honda, el regreso de Paulo Gonçalves y la amenaza de Joan Barreda harán de la categoría una de las más competitivas.

En camiones, Kamaz ha ganado en 15 de las últimas 22 ediciones del Dakar, con Edouard Nikolaev como estandarte máximo, pero después de no presentarse en 2018, será el bicampeón Gerard de Rooy quien dirija la armada de IVECO.

En total, serán 534 participantes los que tomen parte de la prueba más exigente del mundo, incluyendo a los mexicanos Santiago Creel (categoría Side by Side) y Carlos Gracida (Husqvarna FR 450 RR en motos).

La ceremonia de arranque será este domingo a partir de las 15 hrs (tiempo local); en nuestra edición de enero, puedes conocer más detalles previos al Dakar.