Compartir

• Sus motores tienen entre 320 y 539 caballos • Llegarán ambos modelos, S y X

Sin hacer mucho ruido –al igual que sus coches-, Tesla ha desembarcado en nuestro mercado, o está a punto de hacerlo. Comenzará operaciones en forma durante el primer semestre de 2016 y lo hará con los dos modelos que tiene a la venta actualmente, el Tesla S (el sedán), y el Tesla X, un crossover cuyo principal distintivo son sus puertas posteriores que se abren hacia arriba como alas; de hecho, la marca las llama “falcon wings”, o alas de halcón. Sin duda, la característica más emblemática de ambos es que son completamente eléctricos, y no requieren de motor térmico –como el Chevrolet Volt- para recargar su sistema de baterías. Éste está se compone de miles de pequeñas pilas de iones de litio, que en su conjunto pueden tener una capacidad de hasta 90 kWh, dependiendo de la versión. Por su parte, los motores pueden tener una potencia de entre 320 y 539 caballos, algo sin precedentes en la industria de los autos eléctricos. Con estos rangos de potencia, la aceleración de 0 a 100 kph puede variar de entre 5.8 y 3.0 segundos.

La autonomía puede ser de hasta 425 km, y en ambos casos hay espacio para siete pasajeros: cinco adultos y dos niños. Ya se pueden hacer pedidos para cualquiera de los dos con un desembolso inicial de 80 mil pesos. Los precios finales no han sido dados a conocer todavía.