FOTO: Toyota GAZOO Racing

Toyota aseguró el 1-2 en la parrilla definitiva de las “24 Horas de Le Mans” después de una calificación interrumpida que impidió la búsqueda de las vueltas más rápidas al arranque de la misma.

Un accidente del BMW M8 GTE de Nicky Catsburg en la chicana Ford generó una zona lenta de pista en los primeros minutos por lo que, al no poder girar a velocidad máxima en el momento idóneo, nadie logró mejorar el 3m15.497s de Kamui Kobayashi, por lo que junto con Mike Conway y José María López arrancarán en primer lugar en la edición 87 de la prueba de resistencia.

Su compatriota Kazuki Nakajima, con Fernando Alonso y Sebastien Buemi, aseguró el segundo puesto de salida con el 3m15.908s que elaboró en la tanda matutina del jueves.

VER: Resultados oficiales

Egor Orudzhev encabezó el ataque de SMP Racing al quedar tercero a 0.662s de Kobayashi, seguido de su coequipero Stoffel Vandoorne en el otro prototipo BR Engineering. Rebellion Racing completó los cinco primeros puestos, cortesía del No. 3 de Gustavo Menezes.

En la clase LMP2 se ha generado un vaivén de emociones. Cuando parecía que DragonSpeed se quedaría con la PP sin problemas, el equipo Graff apareció para establecer, mediante Tristan Gommendy, un tiempo de 3m25.073s y quedarse con el primer sitio.

Sin embargo, como el francés no se presentó al registro de pesaje posterior a la sesiín, el No. 39 fue excluido de los tiempos, por lo que Loic Duval con un ORECA de TDS Racing se quedó con los honores. Pastor Maldonado, quien mejoró en 1.4s el giro lo que su coequipero Roberto González hizo la noche del miércoles (3m26.490s), fue segundo, adelante del Signatech AlpineNo. 36 y de Memo Rojas, Paul-Loup Chatin, Paul Lafargue e IDEC Sport.

La batalla en las divisiones GTE llegó a su punto máximo de efervescencia. En Pro, Porsche, Ford y Chevrolet Corvette eran los aspirantes principales, al ocupar cuatro de las cinco primeras posiciones, pero Marco Sorensen colocó al Aston Martin No. 95 al cronometrar 3m48s exactos, con lo que adelantó a Harry Tincknell por 112 milésimas y a Antonio García por 0.830s.

Pese a dominar gran parte de la actividad, el mejor Porsche fue el 911 RSR de CORE Autosport, que con Nick Tandy se ubicó en cuarto, en tanto que el co-líder del WEC, Michael Christensen, que fue primero apenas esta tarde, se conformó con la séptima plaza. BMW, en su última aparición en Le Mans con el M8 GTE, ocupó la quinta ubicación con Augusto Farfus.

Como consuelo, Porsche barrió con el 1-2-3 en GTE Am, al tener a Matteo Cairoli y al Dempsey-Proton No. 88 en primero, con 3m51.439s.