Compartir
FOTO: Mark Thompson/Getty Images for Red Bull Content Pool

Lewis Hamilton logró una victoria más en el circuito de Suzuka, y quinta en el GP de Japón, acercándose drásticamente a su quinto título de pilotos en la Fórmula 1.

El británico fue inalcanzable durante la jornada del domingo, en la que lideró las 53 vueltas programadas y lideró el cuarto 1-2 de Mercedes en el año, mientras Sebastian Vettel se involucró de nueva cuenta en un incidente que le costó puntos.

Tras iniciar en noveno lugar, el alemán avanzó hasta la cuarta plaza antes de la aparición del Coche de Seguridad, generado por los escombros que dejó un contacto entre Kevin Magnussen y Charles Leclerc; sin embargo, al intentar superar a Max Verstappen en la “Curva de la Cuchara”, el holandés se defendió y sus monoplazas se tocaron, lo que derivó en el trompo del Ferrari y su retraso hasta la última casilla.

Antes de la neutralización, el integrante de Red Bull Racing fue sancionado por un incidente con Kimi Raikkönen, quien al intentar rebasarlo en la chicana provocó que Verstappen extendiera su frenado, cortara un poco de camino y, al volver, tocó el coche del finlandés.

Sin embargo, los cinco segundos de recargo no fueron impedimento para mantener el tercer puesto, sino además para atacar a Valtteri Bottas en las últimas vueltas, con error incluido de parte del finlandés aunque con poco éxito.

Daniel Ricciardo, quien remontó desde la 15º posición, fue cuarto en el resultado, seguido de Raikkönen, en tanto que Vettel minimizó daños al culminar en sexto. Detrás de ellos, el Gran Premio ofreció un par de estrategias que generaron múltiples cambios de posiciones, aunque quienes eligieron hacer su detención en la zona de fosos fueron los que tuvieron ventaja en el estado de neumáticos sobre el final.

FOTO: James Moy/Force India

Sergio Pérez tuvo un primer turno de 25 giros antes de efectuar su repostaje, en el que cayó al 13º sitio; sin embargo, adelantó a Pierre Gasly tan pronto como el francés hizo su servicio y, pese a que estuvo muy cerca de hacer lo mismo con Romain Grosjean, aprovechó la intervención de un Auto de Seguridad Virtual para rebasar al francés, asegurando el séptimo.

El francés de Haas se conformó con la octava casilla, siendo escoltado por Esteban Ocon y Carlos Sainz, quien en la penúltima vuelta rebasó a Pierre Gasly, quien tenía tres vueltas de ventaja de neumáticos. En un fin de semana con expectativas altas por representar a Honda, Toro Rosso se fue con las manos vacías, ya que Brendon Hartley finalizó en 13º; entre ellos, se ubicó el Sauber de Marcus Ericsson.

17 autos llegaron al final del Gran Premio; tanto Magnussen como Leclerc se retiraron por fallas en sus máquinas, así como Nico Hulkenberg.

67 puntos separan a Hamilton de Vettel (331 contra 264); con cuatro eventos restantes, el británico puede asegurar el pentacampeonato en Estados Unidos si gana y el alemán no llega en segunda posición, o bien, si sale con diferencia de 76 unidades cuando hay 100 disponibles. Con 207 unidades, Bottas comenzó a separarse en la batalla por el tercer puesto, porque Raikkönen llegó a 196, en tanto que Verstappen suma 173 y Ricciardo, 146.

Pérez, Magnussen y Hulkenberg tiene 53, pero el mexicano es séptimo por el criterio de desempate gracias al podio conseguido en Bakú. Fernando Alonso, quien fue 14º en la competencia, es décimo con 50 puntos, aunque Ocon quedó con 49.

Mercedes AMG también se escapa en el Campeonato de Constructores al totalizar 538 unidades contra las 460 de Ferrari y las 319 de Red Bull. Aunque Renault sigue en cuarto lugar con 92, Haas llegó a 84, McLaren permaneció con 58 y Force India tiene 43.

El próximo Gran Premio será en Austin, Texas, Estados Unidos, el domingo 21 de octubre.