Compartir
FOTO: Toyota Racing Media

Todo indica que la parte más difícil del año para Daniel Suárez ya quedó en el retrovisor.

El regiomontano finalizó en tercer lugar este domingo, en la primera visita del año de la NASCAR Cup a Dover, con lo que no solo igualó su mejor resultado en la categoría, sino que también se convirtió en el mexicano con mejor posición final en una carrera en un óvalo, marca que tenía Pedro Rodríguez desde 1965 (Charlotte en 1965).

Esto fue recompensa de un trabajo sin errores de parte suya y de su grupo de ingenieros, algo que le faltó en la primera parte del campeonato.

“Quisiera decir que, en todo el año, hemos tenido buena velocidad a todos los lugares a donde vamos, autos de Top 10 y de Top 5 algunas veces”, declaró en conferencia de prensa.

“Solo no hemos podido completar el trabajo, y especialmente en el primer mes y medio de la temporada, estuvimos luchando mucho. Pero ahora estoy muy orgulloso de mi equipo. Siento que me estuve presionando temprano en la temporada, intentando poner presión en el equipo para obtener los resultados”.

Y es que las primeras carreras del año no resultaron a su favor por diferentes razones: al accidente que sufrió en las “500 Millas de Daytona” le siguieron errores de manejo o de sus mecánicos en fosos, que se reflejaron en las estadísticas. Un Top 10 en los primeros siete eventos lo relegaron al 26° puesto en el puntaje, sin mencionar Texas, donde un incidente lo dejó con una fisura en una mano.

FOTO: Nigel Kinrade/Toyota Racing Media

Pero desde entonces, el trabajo y las circunstancias han hecho que el integrante de Joe Gibbs Racing haya cosechado resultados de 11° o mejor en las últimas cuatro competencias. Un juego de estrategias lo llevó a liderar brevemente en Bristol, donde finalizó 11°, a lo que le siguieron un par de décimas posiciones en Richmond, donde arrancó mal el fin de semana, y Talladega, tras reponerse a dos penalizaciones.

En Dover cosechó puntos en las Etapas 1 y 2, y con ayuda de un excelente servicio en fosos, se posicionó en los lugares principales.

¿La clave? Quitarse la presión y disfrutar el momento, lo cual podría redituarle con un triunfo muy pronto.

 “Siento que si seguimos corriendo en la forma en la que corrimos hoy, Top 5, Top 10, a lo largo del día estuvimos corriendo en el Top 10, creo que puede pasar en cualquier momento”, afirmó.

“Solo tenemos que vencer de alguna manera al auto 4 (conducido por Kevin Harvick, el único con cuatro victorias en el torneo). El auto 4 estuvo en una liga diferente (en Dover). Normalmente, si tú puedes correr en el Top 5, puedes tener una oportunidad en cualquier momento”.

“Siento que nos movemos en la dirección correcta. Solo tenemos que seguir”.

Con 11 fechas cumplidas, Suárez es 17° en el ranking general; considerando que Austin Dillon, quien cuenta con una victoria, está dos posiciones detrás del mexicano, en este momento se encuentra a siete puntos de Chase Elliott, quien ostenta el último boleto provisional para calificar a los playoffs. A pesar de que aún hay camino por recorrer, ha podido meterse a la conversación de los protagonistas.