Compartir
FOTO: McKlein/TOYOTA GAZOO Racing

Están en marcha los preparativos para el Rally de Alemania de la próxima semana, donde la pelea por el título que sostienen Thierry Neuville y Sébastien Ogier es el atractivo principal del Campeonato Mundial de Rallies.

Los representantes de Hyundai y Ford M-Sport han protagonizado una de las mejores luchas por la primera posición general en tiempo reciente, aunque su desempeño en Finlandia, a finales de julio, los dejó con toda la determinación de perfeccionar sus respectivos programas de desarrollo.

Sin embargo, no suena tan descabellado incluir a un tercer contendiente en la conversación. O es lo que Ött Tänak piensa al respecto, ya que después de dominar la prueba más reciente, sus esperanzas para alcanzar la corona tomaron un impulso importante, mientras la temporada inicia su etapa final.

“Iremos a Alemania con el objetivo alto después de nuestra victoria en Finlandia”, aseguró el integrante de Toyota, quien se encuentra en tercer lugar general, a 46 puntos de Neuville y a 25 de Ogier con hasta 150 por repartirse.

“Quiero ir evento por evento, intentar alcanzar lo máximo de cada rally y ver si podemos volver a la lucha por el campeonato”.

Dejando de lado los tropiezos en México, donde luchaba por la victoria hasta que un problema con el turbocargador lo obligó a terminar la prueba bajo el reglamento de Rally 2, y Portugal, donde una roca dañó el motor de su modelo Yaris, el estonio ha sido uno de los participantes más consistentes en este año.

Triunfos en Argentina y Finlandia, 43 etapas ganadas y jornadas con puntos en todas las carreras, menos una, lo han mantenido en los primeros sitios. Por si fuera poco, ganó el año pasado en los caminos de Tréveris cuando era representante de M-Sport, lo que su buen momento le da una mayor motivación para seguir cosechando resultados.

“Me gusta el desafío de tener tantos tipos de caminos diferentes”, indicó. “Necesitaremos tener un ojo en el clima porque, cuando gané el año pasado, la elección de neumático hizo una gran diferencia”.

“El Yaris WRC ha estado actuando muy bien en asfalto, así que espero que tengamos todo lo que necesitamos para pelear en la cima. Nos sentimos confiados”.

Aunque Toyota aún busca su primer triunfo en eventos de asfalto, Tänak finalizó segundo en Montecarlo y Córcega en la primera parte del año. Si alguien puede consolidar el progreso de la constructora japonesa, es el potencial “caballo negro” del WRC.