Compartir

Germán Quiroga terminó séptimo en Martinsville durante la segunda fecha de la Serie de Camionetas NASCAR. El piloto Telcel había finalizado sexto pero los oficiales de carrera lo retrasaron una posición en el análisis final de los acontecimientos del cierre de la prueba.

Quiroga, quien hizo un buen arranque de temporada en Daytona, cerro por segunda vez en los primeros 10 en la temporada 2014 después de partir desde el sitio ocho.

El buen paso del originario de la Ciudad de México se vio afectado por las banderas amarillas registradas durante los 250 giros pactados en el óvalo de Virginia, sin embargo y a pesar de caer hasta el décimo quinto sitio en la vuelta 50, no bajó los brazos, remando contra corriente.

“Fue una carrera interesante, estuve peleando lado a lado con los demás pilotos, la verdad me siento contento con lo sucedido, se logra un sexto lugar interesante, el cual me ayuda mucho en el campeonato y eso me deja tranquilo de cara a lo que viene”, explicó Quiroga.

Pasado el giro 100, Germán se mantuvo firme dentro del “top 10”, sin embargo las condiciones de la camioneta #77 Telcel-NET10-RedHorseRacing ya no eran las óptimas para pelear por el triunfo, razón por la cual decidió hacer una carrera más cautelosa y demasiado estratégica.

Faltados 50 giros para el final, el capitalino tomó un segundo aire escalando hasta el séptimo peldaño, en busca del anhelado “top 5” final, sin embargo el tiempo en esos momentos se convirtió en su peor enemigo, restándole oportunidad para conseguir el objetivo trazado para esta carrera, conformándose con el sexto sitio.

“Cuando íbamos peleando el quinto sitio varias veces forcé los frenos, situación que al final provocó un sobrecalentamiento, sin embargo la camioneta no perdió el ritmo y se pudo pelear hasta final”, detalló Germán.

La siguiente cita del tres veces campeón de NASCAR México Series, será el próximo 3 de mayo en Kansas, sede de la tercera fecha de NASCAR Truck Series.

Fuente: telcelracing.com