Compartir

El jefe deportivo de F1, Ross Brawn, dice que planea discutir con la FIA cómo cambiar el sistema de penalizaciones de la parrilla. Los aficionados estaban enojados antes del Gran Premio de Italia, cuando nueve pilotos tuvieron penalizaciones con un total de 150 lugares, con sólo Lewis Hamilton empezando en el mismo lugar en que calificó.

Brawn dijo que no le gustaba el sistema de penalizaciones, y dice que lo que sucedió en Monza ha dado pauta para cambiar las cosas. “Tenemos algunas ideas sobre cómo cambiarlo y tenemos que discutirlo en detalle con la FIA para ver cómo mejorar la situación”.

Brawn no es el único descontento con lo sucedido en Monza. El director de carreras de McLaren, Eric Boullier, ha instado a repensar la situación, y sugirió que las sanciones financieras podrían ser una mejor solución. “Estoy de acuerdo con Ross”, dijo. “Ya tenemos una penalización cuando se rompe algo en el auto, o una caja de cambios, así que creo que debería basarse sólo en el ritmo y no en una penalización en la parrilla”.

Por otro lado, el jefe de operaciones de Force India no está de acuerdo con los castigos monetarios. “Si tuviéramos una cantidad ilimitada de dinero, estaría de acuerdo con Ross”, dijo Szafnauer. Según su opinión, las penalizaciones en la parrilla mantienen en equilibrio la diferencia financiera y tecnológica entre los equipos.