Compartir

La moda no sólo se da en las pasarelas. El mundo del automovilismo se ha convertido desde sus inicios en uno de los más grandes escaparates para las marcas, aportando tendencias y estilos muy diferentes.

La imagen y vida de los pilotos es considerada aspiracional para muchos hombres y representa el hombre ideal para muchas mujeres. Los pilotos, no sólo son admirados por su destreza en las pistas, premios o fama, sino también por el entorno que los rodea, los lujos y el buen vestir.

Por ello, en las últimas décadas, la moda ha cobrado una gran relevancia en el mundo del deporte, y particularmente en el del deporte motor; hoy en día, podemos encontrar figuras destacadas siendo la cara de las marcas más importantes de la industria de la moda.

La F1 ha sido un fenómeno de la mercadotecnia mundial y una pasarela para las marcas. Pero ésta, al apuntar a un segmento de élite, obliga a que las marcas participantes sean las que cuentan con productos de lujo y que, por supuesto, estén al último grito de la moda. Relojes, ropa, zapatos, accesorios, lociones y autos, son sólo algunos de los productos que los pilotos más destacados exhiben ante el mundo.

A diferencia de las otras escuderías, Ferrari es una marca integral con su propio merchandising, que emplea el lema emanado de las conquistas en las pistas: “Vencedor por naturaleza”.

En estos días las marcas se inclinan por los pilotos más exitosos como embajadores para sus productos. Tal es el caso de Jenson Button y Sergio Pérez pilotos de la escudería McLaren en 2013, quienes son la cara de Hugo Boss, marca que en su momento tuvo a Kimi Raikkonen y a Mika Hakkinen. TAG-Heuer, por su parte, les ha encomendado que porten sus relojes, como lo hizo anteriormente Fernando Alonso de quien sacó una edición limitada con su nombre en 2007. El propio bicampeón mundial español ha sido imagen de Puma y Oakley, que además de patrocinar pilotos internacionales como él y Kimi, tiene a Romain Grosjean y a los mexicanos Memo Rojas, Jorge Cevallos, Benito Guerra, Rubén Rovelo, Rubén Pardo y Pepe Montaño.

Pero las tendencias de moda dentro del automovilismo no dependen sólo de las marcas, cada piloto tiene su estilo y modelos favoritos.

Todos con estilos distintos, pero un denominador común: la velocidad.

Jenson Button

Piloto inglés campeón 2009 de F1, no sólo sabe correr bien, también sabe vestir bien, su estilo elegante y sobrio va de acuerdo a su personalidad y carisma, impone donde quiera que va.

Provoca admiración y deseo de ser imitado, siempre viste de acuerdo a cada ocasión, cuida mucho su aspecto y se ve impecable.

FM___049_Image_0001

Lewis Hamilton

También británico, campeón 2008 de F1, quien prefiere un look relajado y creativo, en ocasiones rozando lo extravagante, dándole un toque muy personal con sus perforaciones. Es original, libre y diferente, sobre todo innovador y aventurero, no puedes dejar de verlo.

FM___050_Image_0001

Fernando Alonso

El bicampeón F1 2005 y 2006, opta por lo sport, la comodidad, sin dejar a un lado el Ferrari que lo acompaña todos lados. Le gusta lo sencillo y juvenil, la ropa cómoda y funcional.

FM___050_Image_0003

Mark Webber

El australiano que se retiró de la F1 en esta campaña, es seductor, atrevido, atractivo y sensual, llamativo y tentador, tiene confianza en sí mismo, cuida su cuerpo y busca ropa viril, muchos colores sólidos; le gusta lo varonil y prefiere la ropa entallada.

FM___051_Image_0001

Sergio Pérez

Nuestro quinto representante en F1, gusta de lo tradicional, lleva un estilo formal siempre buscando ese toque dinámico y juvenil. Es conservador, serio, discreto y moderado. Prefiere los colores neutros y sobrios, usando sólo los accesorios que le son necesarios.

FM___051_Image_0002