Compartir

El cerebro o centro neurálgico desde el cual se maneja un Gran Premio de Fórmula Uno es el llamado Control de Carrera (Race Control), al cual tuvimos acceso en el pasado GP de México y esto es lo que presenciamos minutos antes del arranque de la ronda 18 del campeonato mundial.

El centro de atención son las 32 pantallas (dos apagadas) en las que se muestra cada sector con la vista de cámara. Del lado izquierdo está el cronometraje oficial, dividido en dos (arriba y abajo), junto con un mapa que señala el punto exacto de cada auto en el circuito (centro). Del lado derecho se tiene la señal de la transmisión internacional de televisión (arriba), un mapa del circuito con la ubicación de cada una de las cámaras en el trazado (centro) y, finalmente, una pantalla específica donde muestran la cámara del circuito que desean revisar con mayor atención (abajo). A la extrema derecha arriba está un reloj que marca la hora oficial del evento, además de día y fecha.

RADIO
Comunicación inmediata por radio con los integrantes clave de la carrera, dentro y fuera de la pista.

CONTROL DE PARRILLA
El control de la parrilla de salida es debidamente realizado por los comisarios y el director de carrera desde el Control de Carrera; como se aprecia en este caso en la Porsche Super Cup.

LAS LUCES DE FOSOS
El control de la parrilla de salida es debidamente realizado por los comisarios y el director de carrera desde el Control de Carrera; como se aprecia en este caso en la Porsche Super Cup.

PANTALLAS
Desde los puestos ocupados por la FIA se tiene acceso a todas las pantallas y al apoyo inmediato de los integrantes del comité organizador.

CCTV
Se cuida cada detalle a través de un CCTV que vigila los confines de la pista con una pantalla por cámara.