FOTO: Jakob Ebrey/European Le Mans

La segunda fecha de la temporada está a la vuelta de la esquina para Memo Rojas, quien ya va rumbo al Templo de la Velocidad, el Autodromo Nazionale Monza, para buscar un resultado que le permita ascender al liderato de la European Le Mans y, sobre todo, que le permita tener una gran preparación para la carrera más importante del año a celebrarse dentro de un mes, en La Sarthe.
 
Tras haber sumado el segundo puesto en la fecha inaugural celebrada en el trazo francés de Paul Ricard, el mexicano y su equipo, IDEC Sport Racing, llegan motivados por encontrar un buen resultado que los meta en el liderato de la clasificación tanto de pilotos como de constructores.

“Estoy muy contento de estar ya adentrado en la temporada 2019 y Monza que ha sido históricamente un trazo que me ha dado buenos resultados, con el año pasado sumando un podio y hace dos años con la victoria, y luego del resultado de Paul Ricard en el que logramos un segundo lugar y el primer podio de la temporada, pues vamos con todo a buscar el liderato del campeonato”, comentó.
 
Los resultados anteriores para Rojas han sido buenos en el trazado italiano, con un podio el año pasado (el primero del equipo en la serie) y un triunfo en 2017. El mexicano va en busca de mantener esa racha única en el campeonato, siendo el primer piloto en estar en el podio italiano por tres años consecutivos.

Además, tanto él como sus coequiperos Paul Lafargue y Paul Loup Chatin intentarán capitalizar los cambios en la alineación del DragonSpeed No. 21, cuyos tripulantes Henrik Hedman, James Allen y Ben Hanley, son líderes generales, pero Renger Van Der Zande sustituirá a Hanley para este compromiso.

“El objetivo general es sumar la mayor cantidad de puntos posibles que nos permitan pelear el título al final del año, además de que es la última carrera previa a las 24 Horas de Le Mans, la carrera más importante de la temporada, así que va a ser importante en la preparación para las 24 Horas”, dijo.

Serán 42 autos los que participen en las “4 Horas de Monza”, incluyendo 19 de la clase LMP2, la mayor cantidad en una competencia fuera de Le Mans. La actividad comenzará el miércoles con un entrenamiento privado y el viernes volverá a rodar en la primera práctica oficial.

El sábado habrá un segundo ensayo, con la calificación agendada a las 14:20, hora local. La carrera arrancará en punto del mediodía (5 AM, tiempo del Centro de México).