Compartir

Daniel Ricciardo ha admitido que “hay mucho en juego” sobre sus negociaciones futuras contractuales de Fórmula Uno, e insiste en que no será presionado para tomar una decisión prematura.

El actual acuerdo de Ricciardo con Red Bull se agota al final de la temporada de F1 de 2018, y el equipo ha dejado claro que su prioridad es mantenerlo junto con Max Verstappen hasta finales de 2020. Pero Ricciardo quiere esperar para ver cómo se desempeñan los equipos a comienzos del próximo año antes de tomar una decisión.

“No voy a conformarme con algo porque quiero que esté fuera de mi mente, porque hay mucho en juego. Es una gran decisión para mí, así que si necesito tomarme el tiempo para hacerlo, lo haré. Planeo seguir en el deporte por un tiempo largo, pero al decir eso, si tuviera que firmar, digamos, un contrato de tres años, sería una gran parte de mi carrera”, dijo Ricciardo en su columna del sitio web de Red Bull.

Si bien, Ricciardo sabe que podría haber una guerra de ofertas por sus servicios, con posibles vacantes en Mercedes y Ferrari, dice que su único objetivo es encontrar el automóvil que le dé más posibilidades de ganar. “Sin importar lo que pase, creo que será una gran experiencia de la que aprenderé mucho. Ahora puedo tomar mis propias decisiones como un adulto”.