FOTO: Mark Thompson/Getty Images for Red Bull Content Pool

Mientras se aproxima su participación 150 en la Fórmula 1, y la centésima con su escuadra actual, Daniel Ricciardo terminará su ciclo con Red Bull Racing la semana próxima, cuando se lleve a cabo la fecha final del Mundial 2018 en Abu Dabi.

Después de un año plagado de problemas mecánicos y abandonos, además del desencuentro con su coequipero Max Verstappen en Azerbaiyán, está listo para poner punto final a su historia con la fábrica de Milton Keynes mientras se prepara para dirigirse a Renault Sport.

“Abu Dabi marca el final de cinco años con el equipo y 10 años con Red Bull mismo. Estoy seguro que será emotivo después, especialmente cuando cruce la meta por última vez con el equipo. Pero iré allí con las armas encendidas, mostrando mucho amor”, expresó.

“Aún no he conseguido un podio de Abu Dabi (su mejor resultado fue cuarto en 2014), pero esa sería una forma muy increíble de terminar mi etapa con Red Bull y de terminar mi temporada”.

Antes de debutar con HRT F1 Team a mediados de 2011 y de disputar su primer año completo con Toro Rosso en 2012, Ricciardo se convirtió en miembro del Programa de Pilotos Jóvenes de Red Bull en 2008, lo que le ayudó para consagrarse en la F3 Británica en 2009 y obtener el subcampeonato en la FRenault 3.5 en 2010.

Cuando reemplazó a Mark Webber en la escudería de F1, en 2014, se convirtió en animador y protagonista carismático del Gran Circo. Pese a que solo ha logrado siete victorias y tres PP, sus 29 podios y el tercer puesto en el Mundial de 2016 ratificaron su calidad en la pista, misma que espera trasladar el año siguiente a la casa francesa.

Antes, la meta se enfoca en tener un cierre de año decente en Yas Marina; con la sexta posición general asegurada, irá sin presiones por un buen resultado.

“Abu Dabi siempre ha sido una buena pista para mí y disfruto ir ahí”, aseguró. “Tener una carrera en el atardecer siempre es lindo, el clima es bueno, así que no hay mucho que no guste sobre el lugar. Me encanta el tercer sector, por supuesto es mi parte favorita de la pista, a través del hotel y todo eso es divertido”.

“Espero que el amor se muestre de regreso y pueda rociar champaña falsa el domingo, lo que sería una despedida apropiada”.