“Fue un campeonato difícil, con mucha presión” JOSÉ MARÍA ‘PECHITO’ LÓPEZ.

Si en 2014 fue una sorpresa que el argentino José María ‘Pechito’ López se impusiera a los multicampeones franceses Yvan Muller y Sebastien Loeb manejando los tres para la marca Citroën, 2015 representa la confirmación de que el che es el mejor piloto de turismos hasta dos litros del mundo, pues ha retenido el título que ganó en 2014, y liderará el equipo francés en su campaña 2016 como premio.

El dominio de los galos volvió a ser aplastante, y el cuarto sitio lo obtuvo su otro piloto oficial, el chino Ma Qing Hua, quien batió cómodamente al mejor no-Citroën, el italiano ex campeón Gabriele Tarquini, del equipo oficial de Honda, por 44 puntos. De hecho, Tarquini no ganó, pero fue más consistente que su coequipero Tiago Monteiro, otro ex F1, quien obtuvo dos triunfos y fue descalificado en Tailandia por falta de altura de su auto sobre el piso, algo que atribuyó a un choque, pero los comisarios no le creyeron. Y el octavo fue el Citroën privado del marroquí Bennani, del equipo Loeb Racing, con un auto de 2014.

El que nunca tuvo un triunfo, ni con la ayuda de las parrillas invertidas, fue el equipo Lada cuyo desempeño al cambiar el modelo Granta antiguo por el Vesta no mejoró apreciablemente, y tampoco lo hizo cuando cambiaron pilotos a media campaña. El mejor de los independientes o privados fue el húngaro Michelisz, el único que pudo ganar de ellos, quien estuvo a unos puntos de quedar arriba de Tarquini en la lucha por ser el mejor Honda, aunque no tiene un auto de fábrica.

70-3

La batalla, pues fue entre los tres astros de Citroën, pues Hua no está todavía a la altura de sus compañeros nominales, aunque haya ganado en el circuito callejero de Vila real en Portugal, uno de los que debutaron en el Mundial, siendo los otros el Norsdchleife de Nürburgring, con su vuelta de más de 20 kilómetros y su reto brutal; Buriram, el circuito nuevo de Tailandia; y Losail, en Katar, este último sede del cierre de la serie con carreras nocturnas al estilo de MotoGP, que también corre ahí en la noche del desierto. Pero salieron del programa del mundial de turismos, Monza y el prestigioso evento que se lleva a cabo en Macao junto con la F3 de final de temporada, y su sitio fue tomado ahí por la serie rival TCR.

Pechito inició la defensa de su título con la PP en las primeras cuatro fechas en las cuales ganó además la Carrera 1 y quedó en el podio en la Carrera 2, excepto en Hungría donde fue sexto en la C2. Nunca perdió la punta del campeonato y sus coequiperos se fueron quedando, Loeb primero y Muller después, aunque una racha buena de Loeb al final del año casi le dio el subtítulo, el cual perdió por un punto ante Muller.

Un año muy fructífero para el campeón sudamericano, quien ha dicho que en Argentina era más difícil la competencia. Y probablemente eso sea cierto en 2016 cuando Citroën se reduce en el WTCC y deja libre a Loeb, por lo que Pechito sólo lidiará con Muller.