Compartir

A pesar de que el RB10, bajo la conducción de Daniel Ricciardo y motorizado por el fabricante francés, fue el único que le pudo robar tres triunfos en la temporada 2014 a Mercedes, Renault – acostumbrado por cuatro años consecutivos a acompañar al campeón de la categoría en la persona de Sebastian Vettel – dio a conocer las características de su nueva unidad de potencia, con la que pretende volver a los primeros planos en la temporada 2015 de F1.

“Cambios profundos, no solo en lo mecánico sino dentro de la estructura del personal, le han permitido a Renault hacer un progreso significativo durante el invierno, tanto en la fiabilidad como en el rendimiento de nuestra nueva unidad de potencia. Creemos que hemos dado un gran paso adelante”. Comentó el director general Cyril Abiteboul.

“No sabemos dónde están los demás y sabemos que aún tenemos puntos débiles, pero estamos en el camino correcto. Nuestro objetivo es cerrar la brecha tanto como sea posible y darle a Red Bull y a la Scudería Toro Rosso (una vez que Lotus cambió a Mercedes y Caterham al parecer no competirá más) un coche más competitivo en la mayoría de circuitos”. Concluyó Cyril.

“Hemos hecho cambios fundamentales para obtener mayor rendimiento y fiabilidad. Entre los cambios, el motor contará con una nueva cámara de combustión, el compresor es mucho más eficiente, mientras que los sistemas de recuperación de energía son capaces de hacer frente a un uso más severo”. Dijo el director técnico Rob White.

“Hemos hecho uso del 48% de cambios en el motor que permite la regulación vigente así como cambios en el sistema de escape. A pesar de que ya se había encontrado un buen centro de gravedad en el 2014, hemos hecho cambios para que la unidad de poder se integre mejor al chasis, a la vez que le permitimos a los mecánicos un acceso más fácil a los diferentes componentes”. Concluyó White.

Foto: Renault Sport F1. Unidad de poder 2014.