El jefe de Renault Formula 1, Cyril Abiteboul, ha insinuado que la marca francesa podría ayudar a Jolyon Palmer a conseguir un asiento en otra serie de automovilismo para la temporada próxima.

Renautl ha confirmado que Palmer seguirá con el equipo desde el GP de Austin de ésta temporada, ya que Carlos Sainz se une al equipo con sede en Enstone para las últimas cuatro carreras del año antes de su campaña completa de 2018.

Las opciones de Palmer para permanecer en la F1 son escasas, y su principal objetivo, Williams, evalúa a Robert Kubica y Paul di Resta como alternativas posibles al titular Felipe Massa.

El otro gran compromiso deportivo de Renault, además de la F1, está en la Fórmula E, como fabricante de motores y socio de e.Dams, el equipo dominante en las primeras tres temporadas. Su marca hermana, Nissan, tiene presencia en el Super GT japonés, el Campeonato IMSA SportsCar, la serie Supercars con sede en Australia y la Serie Blancpain GT.

“Somos un fabricante que forma parte de un gran grupo, y tenemos una huella bastante amplia en el automovilismo, por lo que también hay oportunidades para ayudarlo en el futuro”, dijo Abiteboul cuando le preguntaron sobre las perspectivas futuras de Palmer.