Compartir

En los primeros cuatro fines de semana de carrera, Renault ha tenido actuaciones fuertes en calificación, pero después sus ritmos de carrera son menos impresionantes.

En Barcelona, Hulkenberg calificó 13 y Jolyon Palmer 17, pero el día de la carrera, el alemán combinó un arranque fuerte –que lo dejó en séptimo– con estrategia inteligente para terminar sexto.

“Fue un fin de semana extraño para nosotros, porque normalmente calificamos muy bien y luego batallamos los domingos”, dijo el director general de Renault, Cyril Abiteboul. “Esta vez fue un poco lo contrario.”

Cuando se le preguntó qué influyó en este cambio de rendimiento, Abiteboul respondió: “No lo sé. Estábamos muy sorprendidos, extremadamente frustrados y un poco en shock, francamente, por nuestro ritmo en la calificación”.