Compartir
FOTO: NASCAR PEAK

Rodrigo Rejón dio un paso al frente en la lucha por el campeonato de NASCAR FedEx Challenge, al llevarse la bandera a cuadros en el Súper Óvalo Potosino.

Al arrancar desde la PP, el volante del auto #4 ARRIS-Infinitum mantuvo el liderato en todo el recorrido, cosechando así su primer triunfo de la temporada, en el óvalo de 804 metros (media milla) de longitud, luego de 130 vueltas.

“Fue una gran carrera, de punta a punta lideramos gracias al gran trabajo de todo el equipo que me dio un coche perfecto y aunque al final de la carrera el desgaste de los frenos era bastante”, indicó.

Juan Manuel González del auto #42 Sidral Aga también colaboró con un gran resultado para la Escudería Telmex Telcel, al concluir segundo, mientras que Ricardo Abarca del auto #64 de Necore hizo lo suficiente para subir como tercero al podio.

Miji Dörrbecker finalizó oficialmente en el 17º lugar, tras sufrir dos incidentes de carrera que lo dejaron al margen del botín principal en el autódromo potosino.

En los Tractocamiones, la victoria fue para el regiomontano Abraham Calderón en una justa que dominó de punta a punta, sacando una ventaja considerable sobre sus rivales.

“Vinimos a entrenar a aquí desde la semana pasada y nuestro esfuerzo y sudor, por fin dio frutos. Remontamos posiciones y demostramos lo que ARRIS tiene, lo que el equipo tiene y es un gran resultado para Escudería Telmex Telcel lograr el uno y dos”, afirmó el piloto, luego de concretar su primera victoria.

La categoría NASCAR FedEx Challenge no viajará con la caravana de NASCAR PEAK México Series presentado por Telcel a Chihuahua, por lo que el campeonato se reanudará hasta el 10 de junio, en el Trióvalo Internacional de Cajititlán de Guadalajara.