Compartir
FOTO: JR Motorsports

Tyler Reddick salvó la honra del equipo de Dale Earnhardt Jr. al coronarse en la serie Xfinity de NASCAR en 2018 con su victoria en el óvalo de Miami.

El californiano, quien con 22 años disputó su primera temporada de tiempo completo, dominó la segunda mitad de la competencia de este sábado, con lo que se convirtió en monarca de la división intermedia de la categoría estadounidense pese a que el pronóstico estaba en su contra, ya que su más reciente triunfo fue en la fecha inaugural del año, en el superóvalo de Daytona.

Su adversario más fuerte fue Cole Custer, quien arrancó en la PP, lideró 95 vueltas y dominó los primeros dos segmentos de la carrera; sin embargo, la superioridad de Reddick en la segunda mitad de la prueba, junto con detenciones en fosos en errores y el manejo excelente en el carril exterior de la pista, le permitió estar al frente en los últimos 37 giros, luego de superar a Christopher Bell.

Custer finalizó en segundo con desventaja de casi 7 segundos en una carrera que, tal como ocurrió en la serie de Camionetas el viernes, no presentó accidentes. Pese a su derrota, le dio a Stewart-Haas Racing su primer título de dueños, ya que el auto de Reddick no era elegible para este mini certamen.

John Hunter Nemechek terminó en tercero, seguido de Daniel Hemric, otro de los aspirantes al título pero que no fue factor en la definición. Austin Cindric completó los primeros cinco puestos mientras Bell fue 11º, después de reventar un neumático en las últimas vueltas.

Reddick, originario de Corning, California, sumó tres victorias en la serie de Camionetas para Brad Keselowski Racing entre 2014 y 2016, siendo subcampeón en 2015; el año pasado se inscribió a 18 competencias con Chip Ganassi Racing, ganando una vez (Kentucky) y consiguiendo dos PP.

Rumbo a la postemporada lucía como uno de los pilotos con menos posibilidades de coronarse, en especial ante la fortaleza de Justin Allgaier, campeón de la fase regular y ganador de cinco carreras, y Elliott Sadler (quien en su última carrera como piloto de tiempo completo cruzó la meta en 14º), pero ambos quedaron eliminados en las semifinales.

Hoy, Reddick es el tercer piloto que suma un campeonato con un auto de Earnhardt Jr. y segundo consecutivo, luego de los éxitos de Chase Elliott (2014) y William Byron (2017); a su vez, se quedó con el título de “Novato del Año”. En 2019 defenderá la corona con Richard Childress Racing.