Compartir

Red Bull comenzó el año con la esperanza de capitalizar los cambios importantes en la regulación de F1 y regresar a la disputa por el título. Ante esto, Horner admitió que las brechas con Mercedes y Ferrari son insuperables, pero espera que Red Bull pueda “al menos” seguir el ritmo de Ferrari a partir de este momento.

“Desde el punto de vista del campeonato, creo que la diferencia entre nosotros, Mercedes y Ferrari es demasiado grande. Pero me gustaría al menos superar a Ferrari, en la segunda mitad del año”.

“Podemos entrar en una situación en la pelea por los podios, es un objetivo realista y agresivo”, dijo.