Compartir

Red Bull completó una prueba de 1000 km para Pirelli usando un RB7 de 2011 a mediados de septiembre en Montmeló, España. Fue parte del programa de desarrollo de neumáticos para 2014 y la efectuaron Daniel Ricciardo y Sebastien Buemi en vez de los titulares del equipo.