Compartir
FOTO: Juncos Racing

La expresión de Alfonso Celis fue visiblemente alegre, después de su primera prueba de manejo en un auto de IndyCar.

El mexicano participó en una jornada de entrenamientos, a lado de tres equipos de la categoría, en el circuito permanente de Road America, donde hará su debut el próximo 24 de junio con Juncos Racing, y del cual se quedó con buenas sensaciones, al adaptarse a las características del nuevo paquete aerodinámico.

“Obviamente estoy empezando y la categoría es muy competitiva, pero es un coche que creo que se maneja exactamente, como diría yo, como ‘el coche perfecto'”, indicó a FastMag en entrevista telefónica.

“Siendo objetivo, fue un día súper productivo y me gustó la recepción del equipo, realmente me escucha y confía en mí”.

Aunque tuvo un problema en un disco de frenos, Celis quedó a cuatro décimas de los tiempos más cercanos, en una jornada en la que dio fe de la importancia de tener todos los elementos del auto Dallara/Chevrolet con la configuración adecuada y en la que la habilidad del piloto hace la diferencia.

Además, al manejar en una de las pistas más conocidas en el mundo, por la combinación de rectas largas, curvas de alta, media y baja velocidad e importantes frenadas, también destacó la ventana de oportunidades para un equipo que apenas va comenzando en la categoría.

 

“Fórmula Uno es mucho desarrollo aerodinámico, en eso estamos muy limitados este año, con las nuevas regulaciones, el año pasado era más abierto, pero no tienes idea en agarre mecánico cuántas cosas hay”, describió.

“Los mejores equipos tienen sus bancos de pruebas de dampers, es un mundo entero, pero en cuanto a grip mecánico, no tanto en grip aerodinámico, que también es una parte importante”

“Hay mucho por hacer y mucho por evolucionar en el coche, estoy en un coche que está netamente entre ocho décimas y un segundo más lento en ritmo que los demás, entonces es momento de ser sensato y apuntarle a hacer cosas coherentes. Ir mejorando, estar batallando, hacer carreras sólidas, terminar carreras, entender el sistema de fuel saving, de pit stops, es un mundo”.

Más allá del resultado de la competencia de la próxima semana, Celis afrontará su primer fin de semana oficial en la IndyCar con mucha relajación y seguir contribuyendo a los esfuerzos de la organización de Ricardo Juncos, conocida por exportar a muchos talentos, de pilotos y mecánicos, a dicha serie.

Asimismo, espera conseguir más oportunidades a final de año, con el fin de completar una temporada completa en 2019.

“El objetivo es desarrollar el coche, tener el coche como yo lo quiero y con base en eso, ver dónde estamos. Creo que es una carrera en la que hay cero presión, es ilógico meterme presión en esta carrera”, expresó.

“Hay potencial, pero hay que ser muy congruentes para no frustrarnos e ir mejorando poco a poco, terminar el año y tener la oportunidad de hacer pruebas de temporada baja, pruebas de pretemporada y arrancar el próximo año con un equipo preparado, con apoyos mexicanos… es lo que hay que tirarle, que empiece a resucitar la categoría, yo estoy dispuesto a hacer todo para que eso pase y traerla el próximo año a México”.

Celis será el primer mexicano en participar en la serie desde Esteban Gutiérrez, en 2017.