Compartir

Fernando Alonso voló a Estados Unidos el fin de semana pasado para ver la carrera de IndyCar en el Barber Motorsports Park, antes de dirigirse a la base de Andretti Autosport en Indianápolis y probar el simulador de Honda.

Hará pruebas en un óvalo el próximo miércoles 3 de mayo después del Gran Premio de Rusia de este fin de semana, Alonso dijo que era una buena distracción de los problemas actuales de McLaren-Honda.

“Creo que de alguna manera ayuda en términos de aprender cosas nuevas”, dijo. “Reseteas un poco tu mente y eres novato otra vez, en cierto sentido, así que empiezas a aprender cosas y estás muy abierto en las pláticas con el ingeniero y cosas así, y técnicas para conducir en simulador para ganar 0.1 o 0.2 kph en una vuelta”.

Alonso aún no termina un gran premio en lo que va de año y se espera que el diseño de Sochi continúe castigando a la unidad de potencia de Honda.