Compartir
FOTO: M-Sport

Tras el dominio que estableció en Córcega, Sébastien Ogier aspira a más en el Campeonato Mundial de Rallies 2018.

El pentacampeón vigente de la especialidad fue inalcanzable en los caminos franceses, lo que le permitió incrementar su liderato general a 12 puntos sobre Thierry Neuville; sin embargo, la estación del fin de semana es Argentina, uno de los únicos sitios en los que aún no ha ganado y en los que, al encabezar la tabla general, sabe de antemano que tendrá cierta desventaja, ya que abrirá los caminos en la primera etapa.

“Hemos hecho un gran comienzo de temporada y venimos a Argentina con la ambición de continuar con este inicio positivo”, declaró.

“Sabemos que la victoria no será fácil, pero hemos hecho mucho progreso este año y eso, sin duda, nos hará dar lo mejor de nosotros. La competencia es fuerte, pero si podemos limitar la pérdida de tiempo el viernes, lo cual será la clave, estoy seguro que estaremos con una oportunidad”.

Ogier, ganador de tres de los primeros cuatro rallies de la campaña, encara junto con el resto del contingente la segunda prueba en superficie de grava, una de las preferidas de sus rivales de Hyundai, marca ganadora en las últimas dos visitas a Villa Carlos Paz.

A diferencia del año pasado, en el que las constantes fallas de su i20 Coupé le impidieron estar en contención por la corona, Thierry Neuville ha sumado en los cuatro eventos disputados en el certamen, por lo que confía en que el trabajo constante le permita seguir persiguiendo al belga.

“Es un evento altamente demandante, muy duro para el auto y el equipo, así que no es uno que podamos tomar a la ligera”, reconoció el belga.

Neuville y Nicolas Gilsoul ganaron de manera dramática en 2017 (FOTO: Hyundai Motorsport)

Argentina es el segundo evento trasatlántico del calendario, cuestión que los participantes en el Mundial aprovecharon para probar, durante la semana anterior, en Portugal y el mismo Cerdeña, como fue el caso de Toyota, que continúa probando mejoras para ser competitivos en este tipo de superficie.

“En Argentina tienes muchos tipos diferentes de superficie – algunos suaves, otros duros, otros con rocas, otros muy limpios – y adaptarse a ellos es probablemente el reto más grande”, indicó Tommi Mäkinen, Director del programa japonés.

“Esperemos, con las mejoras más recientes que hemos traído al auto, que pueda ser fuerte bajo todas esas circunstancias diferentes y en diferentes caminos. Ese es nuestro objetivo”.

La 38º edición del Rally Argentina se conformará de 18 etapas y 358.25 km, incluyendo Copina – El Cóndor, que se caracteriza por un ascenso de 2100 metros y se disputa dos veces en la jornada del domingo, la segunda vez como Power Stage.

Para este fin de semana, Craig Breen hará su regreso con el Citroën C3 después de la aparición de Sébastien Ogier, quien volverá hasta España; además, Teemu Suninen vuelve al tercer Ford Fiesta de M-Sport y Daniel Barritt se reintegra como copiloto de Elfyn Evans tras la conmoción que sufrió en México.

El mes pasado, Benito Guerra anunció que tampoco estaría presente en esta competencia, luego del incendio de su Skoda ocurrido en México.