Compartir

Este fin de semana ocurrió un incidente en el trayecto de La Paz a Uyuni, del Rally Dakar, donde un piloto de una cuatrimoto dijo que Carlos Sainz lo había golpeado y ni siquiera se había detenido a ayudarlo. Sainz recibió una penalización de 10 minutos por no actuar, pero el piloto, Kees Koolen dice que la penalización no es suficiente y que tomará acciones legales en contra del español.

“Soy un hombre de negocios y tengo acceso a muchos abogados buenos, tal vez los mejores en el mundo y mejores que los que tienen estas organizaciones”, dijo Koolen. “Si no se toman las penalizaciones en serio yo tomaré mis propias medidas cuando regrese a casa y lo voy a denunciar”. El holandés se siente afortunado de haber sobrevivido al incidente.

“Mi origen es que soy ingeniero mecánico. La parte que fue golpeada y deformada, le pediré a un ingeniero 3D que la calcule, pero creo que necesita 1500 kilos para deformar algo, tal vez 2000 kilos”, comentó ante la declaración de Sainz que no se habían tocado pues no hay daños en su cuatrimoto.

Koolen dijo que “lo peor” fue que Sainz no se hubiera disculpado ni Peugeot y criticó también a la organización del Dakar porque nadie fue a asistirlo, pero aseguró que no tenía que ver con Carlos Sainz, sino con la situación.

Por otro lado Sainz dijo que “estaba muy decepcionado” por la penalización porque “no tuvimos ningún incidente, no lo toqué, gracias a Dios. Me da mucha pena lo que le pasó por el susto pero creo que de hecho yo lo salvé del accidente”.

La palabra de uno contra el otro sólo muestra que este incidente se podría alargar mucho más tiempo después de que acabe el rally.