FOTO: RPL Racing

Pese a un gran esfuerzo, Ricardo Pérez de Lara y Martín Fuentes quedaron fuera de los primeros 10 lugares en la carrera estelar de la Copa GT de Naciones de la FIA, disputada en el Circuito Internacional de Bahrein. 

En tándem mexicano presentó una gran lucha durante todo el fin de semana en el auto #15, incluso, antes de que salieran a pista, ya que un problema de logística obligó a su equipo Squadra Corse Garage Italia a llevar desde su sede un Ferrari 488GT3.

En la carrera calificatoria del viernes, la escuadra mexicana arrancó en el 11º peldaño, y con un gran espíritu combativo, fue Fuentes quien remontó hasta la segunda plaza, desde donde Pérez de Lara luchó con todo por el liderato; sin embargo, un problema con el diferencial volvió al auto inmanejable, teniendo que conformarse con la 15º posición.

Para la carrera principal, también pactada a 27 giros, tomaron la bandera verde en el sexto puesto, pero un contacto con el conjunto chino en las primeras vueltas obligó a que hicieran reparaciones en la zona de fosos; al final, fueron 12º en el resultado, a 46.948s del ganador, el equipo de Turquía.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Fin del comunicado… Gracias a todos por el apoyo y como siempre #vivamexico🇲🇽 @squadracorsegarageitalia @hublot

Una publicación compartida de Martin Fuentes 🇲🇽 (@mft07) el

“Nos vamos de Bahréin algo tristes después de pelear una y otra vez contra las circunstancias”, explicó Ricardo al concluir la contienda de este sábado. “A pesar del buen ritmo que teníamos Martín y yo, con el cual estuvimos peleando la punta, problemas con el auto y causas ajenas a nosotros nos alejaron del resultado deseado”.

Expuso que, sin duda, “se demostró que México puede pelear con los mejores del mundo en cualquier categoría y el próximo año lucharemos más fuerte para llevar la victoria a casa”.