FOTO: Williams Racing

Casi cuatro meses después de tomar permiso de ausencia, Williams anunció la salida definitiva de Paddy Lowe al frente de su área técnica.

El 5 de marzo, el diseñador británico pidió licencia por motivos personales, en medio de los problemas por los que la casa de Grove atravesaba en la pretemporada de este año, pero fue hasta este martes que se anunció que, además de dejar su cargo como Director de la Oficina Técnica, también saldrá de la junta directiva con efecto inmediato.

“Después de un período de reflexión cuidadosa, he llegado a la decisión de que no volveré a trabajar en Williams”, dijo. “Les deseo a todos mis colegas anteriores lo mejor para enfrentar los desafíos del futuro, que estoy seguro que lo harán. Quisiera agradecer especialmente a los fanáticos de Williams que nos apoyan mucho”.

Tras su época exitosa en Mercedes, Lowe pasó a Williams para 2017, presumiblemente como parte del intercambio que incluyó el traspaso de Valtteri Bottas a la fábrica de Brackley, cuando sustituyó al recién retirado Nico Rosberg.

Sin embargo, los modelos de 2018 y 2019 que fueron diseñados bajo su mando, han tenido el peor desempeño en pista en la categoría; el de este año se perdió varios días de pruebas de pretemporada.

Desde que Lowe pidió licencia, el jefe de aerodinámica, Doug McKiernan, tomó varias de las responsabilidades técnicas, mientras Patrick Head regresó como consultor y se han implementado ciertas mejoras en el FW42, aunque después de ocho Grandes Premios, sus pilotos George Russell y Robert Kubica no sumaron puntos.

“Entendemos y respetamos la decisión que Paddy ha alcanzado y le deseamos bien en el futuro”, comentó Claire Williams, directora de la organización.