Compartir

 

El ex-piloto de Citroen y M-Sport empezó tarde la temporada 2017 y tuvo muchos problemas para lograr que su equipo Onebet World Rally Team fuera sustentable económicamente hablando, logrando solo correr 8 de las 13 fechas y retirándose de Alemania tras haber anunciado que correría un Fiesta R5 en WRC2.

Ostberg puso su Fiesta WRC a la venta (solo 510,000 libras) y dijo que no volverá a correr como equipo privado sin el apoyo necesario. “Fue muy difícil” dijo, “los costos eran enormes, pero intentamos hacer lo mejor y fuimos los únicos que hicimos esto en 2017, pero no podemos repetir algo así”

“Por el lado técnico, el equipo y yo teníamos todo muy bien. Para el próximo año cualquier cosa podría pasar: estoy hablando con tantas personas… podríamos correr solo dos rallys o los 12 enteros” dijo Ostberg, “incluso podría correr un R5 en WRC2 con la expectativa de poder ganar o, al menos, ser del grupo del frente; pero si tomo un paso para atrás tendrá que ser ganando, si no tengo que encontrar otra cosa a qué dedicarme”