FOTO: Red Bull Content Pool

El calendario de pruebas de Dani Pedrosa con KTM se modificará de forma significativa, ya que una lesión en su clavícula derecha lo ha obligado a someterse a cirugía.

Luego de probar el modelo RC16 en Jerez el mes pasado, el español tenía agendada su participación en los entrenamientos de pretemporada en Sepang en febrero; sin embargo, anunció que debido a esta lesión, entrará al quirófano a la brevedad, a lo que le seguirá un proceso intenso de rehabilitación.

“De forma inesperada he tenido una doble fractura por estrés en la clavícula derecha, simplemente en un gesto de fuerza”, explicó en un comunicado oficial. “A lo largo de los años he tenido varias fracturas en esa zona y la última vez fue en tres partes, dejándola esclerosada”.

“La parte media no tiene suficiente flujo de sangre, creando osteoporosis, por lo que requiere una solución efectiva para regenerar el hueso y lograr la recuperación adecuada. Tras someterme a diversas pruebas y consultas médicas, la recomendación clara es la recuperación total y la salud del hueso”.

Pedrosa, quien se retiró de las competencias del MotoGP y aceptó un papel de pruebas con KTM, sufrió lesiones en ocasiones múltiples, siendo sus hombros los que han resultado perjudicados de manera frecuente, en parte como consecuencia de su baja estatura. Incluso, participó en varias competencias del Mundial 2018 con su muñeca derecha lastimada, producto de un accidente en Austin.

Aunque no estará disponible en la primera parte del año, espera que este no sea un contratiempo para afectar su relación con la marca austriaca, con la que tiene contrato como probador hasta 2020.

“Agradezco a KTM la confianza que han depositado en mí y su apoyo para mi plena recuperación”, dijo. “Tenemos mucha ilusión en el trabajo que estamos realizando y es por ello que quiero estar físicamente en las mejores condiciones para la emocionante tarea que hemos emprendido. Para mí, los retos no se detienen”.