Compartir
FOTO: Red Bull Content Pool

Al convertirse en una jornada de mitigación de daños, el Rally de Finlandia no dejó satisfecho a Sébastien Ogier, quien reconoce que tendrá que hacer mucho trabajo si quiere retener su condición de campeón del Mundial de Rallies.

El francés pasó desapercibido en el evento realizado durante el fin de semana, al correr muy por detrás de los pilotos de Toyota y del Citroën de Mads Ostberg, al grado de necesitar de las órdenes de equipo de sus coequiperos Elfyn Evans y Teemo Suninen para finalizar en quinto lugar, en el estreno de un paquete aerodinámico nuevo, producido en conjunto entre Ford y M-Sport.

Aunque terminó adelante de Thierry Neuville, se sintió desilusionado por no ser competitivo, por lo que tomaron esta competencia como una sesión de pruebas “a gran escala”.

“Claro que fue un fin de semana difícil para todos nosotros, esperábamos ser mucho más competitivos”, dijo. “El Fiesta se manejaba muy bien aquí el año pasado y cada piloto (Evans, Suninen y él) pudo hacer los tiempos más rápidos. Ese no fue el caso este aó y fue un poco de mala sorpresa”.

“No parece que la aerodinámica esté ayudando mucho; todo el equipo fue lento este fin de semana, sin importar quién tuviera la evolución. Probablemente es un poco de todo, incluso en el chasis parece que no somos fantásticos”.

Ogier destacó que, como ha ocurrido en contadas veces, tanto los Toyota Yaris como los modelos C3 de Citroën fueron ampliamente superiores en velocidad, con más adherencia en el camino de tierra y más balance que su Ford, que no solo estrenaba un alerón trasero, también implicó un cambio en la marca de amortiguadores al tener una suspensión renovada, aunque tampoco ayudó mucho.

Para su consuelo, Neuville tuvo una carrera más caótica, al tener la desventaja de ser el primero en salir a manejar al inicio del rally y también sufrir con el rendimiento de su Hyundai. Con cinco fechas restantes, el pentacampeón actual se ubica a 21 puntos del belga. El trabajo en cada uno de los compromisos restantes será vital para igualarlo en unidades.

“Dimos un paso positivo en el campeonato”, aseguró. “Nuestro objetivo para la segunda mitad de la temporada es terminar a Thierry en cada ronda y eso es lo que hicimos aquí”.

“Ahora miramos hacia Alemania para un rally que debería ser más cerrado. Nuestra meta será volver a las posiciones y estar en la persecución de nuevo por los puntos grandes”.