Compartir
FOTO: Peter Fox/Getty Images for Red Bull Content Pool

Once meses después de que se anunciara su salida de la familia de Red Bull en su totalidad, se confirmó este sábado que Daniil Kvyat iniciará una tercera etapa con Scuderia Toro Rosso en 2019.

En el marco del Gran Premio de su país, la organización satélite de Red Bull Racing le dio la bienvenida al ruso de 24 años, quien ocupará el asiento que dejará vacante Pierre Gasly el próximo año, ante la promoción del francés a la fábrica de Milton Keynes.

“Antes que todo, quisiera agradecer a Red Bull y Toro Rosso por darme esta oportunidad de correr otra vez en Fórmula 1 y estoy particularmente complacido de regresar a un equipo que conozco muy bien”, expresó. “Toro Rosso siempre me ha hecho sentir en casa y estoy seguro que será lo mismo en la temporada próxima”. 

Kvyat, campeón de la GP3 en 2014, acumula 72 arranques en la Fórmula 1, en los que sumó dos podios (Hungría en 2015 y China en 2016) y terminó séptimo en el Mundial de 2015. Fue después del GP de Rusia de 2016, cuando se accidentó con Sebastian Vettel en la primera vuelta, que perdió su asiento en Red Bull a favor de Max Verstappen, para así regresar a Toro Rosso, donde compitió en el Mundial de 2014, pero en esa segunda etapa fue opacado en gran parte de 2016 y ’17 por Carlos Sainz.

Este año se convirtió en piloto de desarrollo de Ferrari, al participar en algunas pruebas de Pirelli y hacer trabajos de simulador; sin embargo, la urgencia de Toro Rosso por cubrir sus asientos se reflejó en este movimiento. Pese a este acuerdo, Kvyat mantendrá sus vínculos con la casa de Maranello.

Su más reciente GP fue en Austin, en 2017, donde terminó en décimo (FOTO: Clive Mason/Getty Images for Red Bull Content Pool)

“Creo que él merece otra oportunidad en Fórmula 1”, afirmó Tost, quien durante el GP de México del año pasado, Tost hizo oficial la salida de Kvyat tanto del equipo a su cargo como del programa de deporte motor de la bebida energética, ante la contratación de Pierre Gasly y Brendon Hartley.

“Daniil es un piloto altamente hábil con una fantástica velocidad natural, lo cual ha probado varias veces en su carrera. Hubo algunas situaciones difíciles que él tuvo que encarar en el pasado, peor estoy convencido que al haber tenido tiempo para madurar como persona lejos de las carreras le ayudarán a mostrar sus capacidades innegables en pista”.

Ante los criterios más estrictos en la impartición de puntos de la Superlicencia, ninguno de los pilotos jóvenes del programa de desarrollo de Red Bull es elegible para manejar en la F1 en 2019, razón por la cual Brendon Hartley también tiene posibilidades de mantener su asiento para 2019, pese a que no ha alcanzado las expectativas del equipo.

Toro Rosso buscó a Lando Norris y a Antonio Giovinazzi durante el verano, aunque McLaren y Ferrari impidieron la liberación de sus respectivos pilotos; ambos correrán en el Gran Circo, con el italiano siendo parte de Sauber. Junto con Hartley, quien el jueves dijo tener un contrato a largo plazo con el equipo, también se maneja el nombre de Pascal Wehrlein como candidato a la butaca mencionada.

Kvyat es el 15º piloto en ser confirmado para correr en el Mundial de 2019.