Daniel Suárez, piloto Telcel, ya se acostumbró a ubicarse en las primeras posiciones en NASCAR Xfinity Series, y el sábado lo demostró al finalizar en la quinta plaza en el New Hampshire Motor Speedway, para conquistar su tercer top-5 de la campaña.

El piloto mexicano refrendó su condición de favorito al título de Novato del Año en el serial de stock cars, al realizar, como ya es habitual, una carrera muy consistente, prácticamente sin contratiempos al volante para sumar un nuevo top-5.

El equipo Joe Gibbs Racing hizo el 1-2-3 en la sesión de calificación en el óvalo de New Hampshire de una milla, al colocar a Denny Hamlin en la posición de privilegio, a Kyle Bush en el segundo cajón de largada y a Daniel Suárez en el tercero.

Ya en carrera, el regiomontano tuvo complicaciones con el sistema eléctrico del auto ARRIS-Telcel-Toyota, marcado con el número de competencia 18, y también con algunos ingresos a pits, en los que se topó con intenso tráfico, sin embargo las resolvió con pericia superando uno a uno de los obstáculos.

La victoria quedó en poder de Denny Hamlin en 200 vuelta pactadas. Daniel Suárez sumó 39 puntos a su cosecha anual y llegó a 516 en la temporada, ascendiendo a la séptima posición absoluta luego de 17 rondas disputadas.

Daniel Suárez:

“La temporada 2015 ha sido buena, ha sido positiva. Hemos ido de menos más, lo cual es normal. Sin embargo hay que seguir trabajando, aprendiendo de las cosas que hacemos bien y de las que hacemos mal, y también de las que podemos hacer mejor. Hoy fue un día positivo. Hubo cosas que no funcionaron al 100 por ciento. El auto ARRIS-Telcel-Toyota-Juniper tenía buena velocidad, pero hay que seguir trabajando y no quitar el dedo del renglón”.