Robert Kubica (FOTO: Williams Racing)

Mientras celebran el 50 aniversario de su fundador al frente de alguna escudería de Fórmula Uno, Williams ofreció novedades respecto a su presente y futuro en el Gran Circo.

Pese a que su desempeño en pista aún está muy lejos de lo que sus seguidores esperan, el equipo británico no deja de trabajar para darle a George Russell y Robert Kubica las prestaciones necesarias para seguir desarrollando un monoplaza que ha adolecido de competitividad. 

Fuera de pista, la fábrica de Grove está cerca de extender su acuerdo con Mercedes para que la marca alemana continúe suministrando unidades de potencia más allá de 2021, año en el que los reglamentos deportivo, técnico y financiero nuevos del Gran Circo se implementarán. En el proceso, descartaron los rumores que vinculaban un regreso con Renault.

“Han sido un fantástico socio nuestro”, dijo Claire Williams. “Han sido muy, muy comprensivos y todo el mundo sabe que Toto (Wolff) comenzó su carrera de F1 en Williams, y como tal tenemos una gran relación con él. Me gustaría que esa relación continúe”.

Williams también mencionó que queda pendiente analizar si incluir dentro de este acuerdo el suministro de otros componentes, tales como las cajas de cambios o la suspensiones.

Asimismo, la empresa de telecomunicaciones ROKiT extendió su contrato como patrocinador principal del equipo de tres a cinco años, llevando su alianza hasta 2023 y cerrando filas ante los momentos difíciles por los que Russell y Kubica atraviesan.

“Obviamente, nadie está contento con terminar al final. Pero he ido a la fábrica, sé de lo que son capaces, he visto a los increíbles ingenieros que tienen, y es solo un hipo”, expresó Jonathan Kendrick, dueño de la compañía.

“Es cíclico, ¿no? Después de que Ferrari ganara con Jody Scheckter en 1979, les tomó 20 años ganar otra vez. Sé lo que han planeado, he visto lo que están haciendo. Tenemos que poner las finanzas en su lugar, lo que somos, y ellos volverán. Realmente lo creo”.