Compartir
FOTO: Chris Jones/IMS, LLC Photo

Josef Newgarden retomó el camino ganador en la IndyCar, al imponerse con autoridad en la décima fecha de la temporada, celebrada este domingo en el circuito de Road America.

Tras arrancar en la PP, el campeón defensor de la categoría lideró 53 de las 55 vueltas recorridas en el circuito de 6.4 kilómetros de extensión y, a pesar de contener la presión de Ryan Hunter-Reay en todo momento, logró separarse de ellos en el último stint, logrando un margen de victoria de 3.3 segundos.

VER: Resultados oficiales

De esta forma, el integrante de Team Penske dejó atrás una complicada serie de cinco competencias en las que terminó en octavo lugar o peor; es el décimo triunfo de su trayectoria y el tercero de la campaña. Hunter-Reay y Scott Dixon, quien con base en velocidad remontó desde el séptimo sitio, completaron el podio, en una carrera en la que no hubo accidentes de consideración ni banderas amarillas encadenadas, aunque sí participantes con problemas.

Segundos después de que ondeara la bandera verde, Will Power sufrió un problema con el escape de su motor, por lo que dejó escapar una buena oportunidad de recuperar puntos en el campeonato después de arrancar en segunda plaza. Sébastien Bourdais y Zach Veach también experimentaron fallas mecánicas al igual que Alexander Rossi, quien sacrificó un lugar entre los cinco primeros sitios por un problema en la suspensión delantera derecha de su coche.

Esto le permitió a Takuma Sato alcanzar su mejor producción del año al culminar en cuarto, en tanto que Robert Wickens tuvo otra sólida actuación al quedar en quinto. Graham Rahal fue sexto, mientras Simon Pagenaud prevaleció en una batalla que sostuvo con Spencer Pigot en la parte inicial del recorrido para finalizar en séptimo. 

Jornada de aprendizaje para Celis (FOTO: Chris Owens/IMS, LLC Photo)

Por su parte, Alfonso Celis debutó en la serie con el equipo Juncos Racing, siendo su primera carrera oficial desde la final de la World Series V8 Formula 3.5. A pesar de finalizar en 20º lugar, el mexicano tuvo un día con vaivenes, ya que dañó su alerón delantero en el inicio de la competencia, lo que sumado a un problema con su coche en su ingreso inicial a fosos y la ausencia de banderas amarillas, provocaron que terminara con una vuelta de desventaja.

“Fue mucho aprendizaje y mucho por tomar. Fue importante finalizar sin importar lo demás, lo cual es bueno”, comentó.

El resultado de este domingo le permite a Dixon ampliar su diferencia en el liderato general a 45 puntos sobre Hunter-Reay y Rossi, mientras Newgarden acortó su desventaja a 50. La próxima carrera de la IndyCar se llevará a cabo en el óvalo corto de Iowa, el domingo 8 de julio.