Compartir
FOTO: NASCAR México

Luis Michael Dörrbecker se proclamó campeón de la NASCAR Challenge en el Autódromo hermanos Rodríguez, ganando la última fecha del campeonato.

El piloto #FedEx-Telcel necesitaba la victoria y una combinación de resultados para ganar el título 2018. Más dramático, imposible. A pesar de que el queretano había hecho su tarea, pues lideró casi toda la competencia, a falta de minuto y medio de terminar la temporada, Rodrigo Rejón aún mantenía el liderato, al rodar cuarto.

Pero el reinicio tras la quinta bandera amarilla (de seis en total) arrojó un final funesto para el volante del auto #4 ARRIS-Telmex. Primero se enfrascó en un enfrentamiento con Jacobo Cosío, quien también luchaba por ser el monarca y corría segundo. Ambos pilotos se contactaron, pero Rejón salió airoso del incidente.

En esa misma vuelta se encontró con Julio Rejón, quien lo impactó de lleno. El joven de 17 años no se pudo reponer de este segundo incidente, mientras la carrera terminó en final de bandera amarilla y cuadros tras finalizar los 50 minutos programados y concluir en el lugar 11, abriéndole la puerta al piloto de ascendencia alemana para que lograra su objetivo: llevarse el trofeo de campeón.

“Estoy sin palabras, ganar las últimas tres carreras del año, además con las tres poles es algo que no creía que era posible y haberlo logrado es inimaginable. No puedo ni explicar lo que siento en estos momentos, pero sólo me queda agradecer a Carlos Slim (Presidente de Escudería Telmex-Telcel), a Jimmy Morales y a todo el equipo”, destacó.

“Para mí ganar un campeonato de NASCAR es increíble. La transición de los monoplazas a los autos stock ha sido muy difícil para mí y de no ser por todo el equipo que jamás perdió la fe en mí, que me enseñó muchísimo, y este título fue por todos ellos”.

La final de la serie de soporte de NASCAR México terminó por ser un duelo directo entre los pilotos de Escudería Telmex Telcel, quienes fueron protagonistas en la búsqueda de otro trofeo de monarca para el equipo que dirige Jimmy Morales.

De manera extraoficial, Dörrbecker llegó a 384 puntos, seis más que Rejón; Cosío cayó hasta el puesto 22 en la prueba, quedando fuera de toda posibilidad. 

El podio de la última fecha lo completaron Juan Manuel González y Oscar Peralta.