Michael Schumacher, ex piloto de Fórmula 1, fue llevado de urgencia a un hospital luego de sufrir un traumatismo craneoencefálico producto de una caída mientras practicaba esquí junto a su hijo de 14 en los Alpes franceses.

Christophe Gernignon-Lecomte, gerente de la estación de deportes de invierno donde Schumacher practicaba esquí, quien confirmó su ingreso a un hospital, dijo que “fue evacuado en helicóptero a un nosocomio. La policía está llevando a cabo la investigación sobre los orígenes de la caída”.

El accidente se produjo cuando el ex piloto esquiaba con casco en un sector no señalizado (fuera de pista) y en una caída golpeó su cabeza contra una roca.

Los servicios de socorro intervinieron 8 minutos después, para asistir y trasladar al multicampeón de Fórmula 1 al hospital de Moutiers, añadió Gernignon-Lecomte, quien luego subrayó que el alemán “estaba consciente” y que el accidente “no había sido demasiado serio”, sin embargo, las dudas persisten: “Schumi” más tarde fue reubicado en un nosocomio de Grenoble, donde permanecía hasta esta tarde, pero los médicos no dieron ningún parte oficial.

La inquietud por el estado de salud del ex piloto fue alimentada por la prensa local, que pasado el mediodía informó que un cirujano llegó desde París pasadas las 17 (hora de Francia), para evaluar la condición del ex piloto.

La agente del alemáno, Sabine Kahm, confirmó el accidente y la hospitalización de su representado, en un comunicado difundido por la agencia SID: “Michael se ha caído de cabeza en el transcurso de una estancia de esquí de orden privado en los Alpes franceses. Llevaba puesto el casco y no estaba solo” en el momento del accidente.

“Pedimos comprensión: No podemos dar información sobre su salud continuamente, sí decir que sufrió daño en su cabeza”, completó la representante.

Schumacher posee una residencia privada en la estación de Méribel, que forma parte del conjunto de “Los Tres Valles”, uno de los centros de esquí más importantes de los Alpes franceses.

Fuente: Infobae.com