FOTO: Sebastian Kawka/Mercedes-Benz EQ Formula E Team

Se puso en marcha el desarrollo de los elementos que Mercedes utilizará en la Fórmula E en 2019/2020.

Stoffel Vandoorne y Edoardo Mortara manejaron, del 27 al 29 de marzo pasados, en el circuito italiano de Varano, el tren de potencia que diseña la marca alemana para su debut en la categoría eléctrica. El ganador del ePrix de Hong Kong, miembro de Mercedes AMG del DTM, reemplazó a Gary Paffett, quien participó en las “8 Horas de Laguna Seca” del Desafío Intercontinental GT. 

“Cuando un auto de carreras nuevo cobra vida por primera vez y sale a la pista, eso siempre es un momento especial”, comentó Toto Wolff. “No solo hemos alcanzado un hito importante para nuestro equipo que aún es joven, pero también hemos puesto una fundación sólida para desarrollo más profundo. Pero aún hay mucho trabajo por hacer antes de nuestro debut en carrera, cuando la temporada próxima inicie rumbo al final de este año”.

El propósito del entrenamiento fue “compilar tanta información y datos como fueran posibles de la primera versión de la unidad de potencia y el resto del montaje de la unidad”. En el primer día de pruebas, sus pilotos completaron un “shakedown” de 50 kilómetros, en tanto que en las dos siguientes jornadas acumularon 527 km.

FOTO: Sebastian Kawka/Mercedes-Benz EQ Formula E Team

Recordar que será HWA, que participa actualmente en la Fórmula E con asistencia de Venturi, la que opere el equipo de fábrica de Mercedes, teniendo asistencia de la escudería de Fórmula Uno y su sede de desarrollo de motores en Brixworth.

“Juntamos a expertos de nuestras sedes diferentes en Affalterbach, Brackley, Brixworth y Stuttgart, y al final de tres días exitosos, salieron como miembros de un equipo – fue el nacimiento del Mercedes-Benz EQ Formula E Team”, aseguró Ian James, Director General de la operación de Mercedes-Benz en Fórmula E. “En las semanas y meses próximos, muchos más logros seguirán en el camino a nuestra primera carrera”.