Compartir

Mercedes-Benz tiene planes para un coupé nuevo que reemplazará al Clase A de tres puertas. El deportivo de dos puertas es una de las propuestas de modelos compactos nuevos basados en la plataforma MFA de segunda generación. El modelo está concebido para competir con el Audi TT y el BMW Serie 2. Se pretende tener una versión AMG turbo de 2.0 litros y cuatro cilindros cercana a 400 caballos con tracción total estándar para coronar la nueva gama.

Actualmente en etapa de diseño, el nuevo 2+2 se ha convertido en un tema caliente de discusión en las juntas de consejo recientes de Mercedes- Benz. Se dice que el presidente Dieter Zetsche es uno de sus principales impulsores, pues tiene la intención de cumplir su planes de pasar a Audi y BMW en las ventas globales de autos de lujo para fines de la década.

Si se aprueba su producción, el coupé más barato de Mercedes-Benz podría salir a la venta tan pronto como 2019. Eso sería sólo un año después de la fecha programada para que la cuarta generación del Clase A de cinco puertas llegue a las agencias con una gama ampliada de trenes motrices, incluyendo por primera vez un nuevo sistema híbrido de enchufe.

Según Autocar, el coupé nuevo podría ser el sucesor del Clase A de tres puertas con un diseño exterior inspirado en los elementos del Mercedes-AMG GT recién presentado, incluyendo una ventana trasera total práctica. Los diseños propuestos para el coupé nuevo son para un auto más bajo y ancho que los Clase A de tres puertas actuales, y su aspecto puede describirse como “altamente emocional”. Para reducir costos, es probable que la arquitectura interior se comparta con otros modelos compactos de Mercedes. Al interior, se planea que ofrezca un diseño tradicional 2+2 y una cajuela de 350 litros.

Además del coupé, también se está contemplando una versión roadster. Esto ha llevado a suposiciones sobre que, a la larga, podría reemplazar al SLK, lo cual ha sido negado por los directivos de la compañía. Tal como su rival Audi TT, se propone que el Mercedes-Benz nuevo use un motor transversal y se pueda elegir entre tracción delantera estándar o total opcional.

El punto de partida del coupé es una plataforma de tracción delantera nueva que Mercedes-Benz desarrolló en conjunto con la alianza Renault-Nissan. Descrita como una estructura más flexible que la MFA actual, está diseñada para permitir una variación mayor en la distancia entre ejes y el ancho de huella, así como para brindar mayor espacio de almacenamiento para baterías y tanques de combustible en posibles derivados híbridos y de celdas de combustible.

La plataforma nueva está marcada para los modelos sucesores de las clases A, B CLA y GLA existentes. Además, se usarán algunos de sus elementos en los Infiniti Q30 y el QX30, cuyos conceptos se preestrenaron en Ginebra en marzo. Los detalles de la plataforma nueva se mantienen en secreto, aunque directivos de Mercedes han insinuado que incorporará una serie de características ahorradoras de peso, incluyendo mayor uso de acero formado en caliente de alta resistencia para el piso. Se espera que la potencia del coupé nuevo provenga de una gama actualizada profundamente de motores de cuatro cilindros de gasolina y diésel que se desarrolla en conjunto con la Alianza Renault-Nissan. Y aunque aún es pronto, las suposiciones apuntan a que el coupé nuevo también podría ofrecerse con opción de sistemas eléctricos con gasolina o diésel.

Es probable que la nueva gama sea coronada por un modelo AMG para corretear al por el Audi TT y al BMW M2, con una versión mejorada del A45 AMG con motor turbo de 2.0 litros, con casi 400 caballos. Con caja automática de seis velocidades, embrague dual y tracción total deberían ser bueno para ir de 0 a 100 kph en menos de 4.5 segundos y tener velocidad tope limitada de 250 kph.

Así como un coupé nuevo, Mercedes tiene planes para un sedán nuevo que competirá con el Audi 3 sedán y el próximo sedán BMW Serie 1. Ofreciendo más espacio trasero para las piernas y la cajuela que el actual CLA, el sedán nuevo estará listo para 2018 como algo adicional en la gama de compactos de la firma.

Otro modelo listo para la MFA es la GLB, una nueva SUV concebida para competir con la próxima Audi Q1 y la Mini Countryman de segunda generación, también programado tentativamente para 2019. Tendrá como ejemplo de estilo a la Clase G y será más una SUV que la actual GLA, que es como un Clase A más alto.

Al final de la década Mercedes ofrecerá hasta ocho modelos compactos nuevos, incluyendo el Clase A tres puertas, el sedán Clase A, el coupé Clase A, el roadster Clase A, el Clase B, el Clase B de distancia entre ejes larga, y los CLA, GLA y GLB.